Salud humana Empleo de técnicas nucleares para Programa de

Programa de
cooperación
técnica
Salud humana
Empleo de técnicas nucleares para
mejorar la salud en todo el mundo
Mediante la amplia gama de actividades que realiza y de
conocimientos especializados que posee en las esferas de
la ciencia y medicina nucleares, el OIEA ayuda a los Estados
Miembros a utilizar técnicas nucleares para hacer frente a
importantes problemas de salud que constituyen la piedra
angular del desafío del desarrollo sostenible. Los servicios del
OIEA apoyan los esfuerzos de los profesionales y tecnólogos del
sector de la atención de salud, los formuladores de políticas, los
reguladores, las universidades y los pacientes.
La comunidad internacional ha adoptado ocho Objetivos de
Desarrollo del Milenio (ODM) como fundamento de las actividades
de desarrollo mundial. Estos objetivos están encaminados a lograr
avances importantes en la lucha contra la pobreza, el hambre,
las enfermedades, el analfabetismo, la degradación del medio
ambiente y la discriminación contra la mujer. Los ODM relativos
a la salud humana se centran en la disminución de la mortalidad
infantil, la mejora de la salud materna y la lucha contra el
VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades.
El Estatuto del Organismo Internacional de Energía Atómica
estipula que el OIEA procurará acelerar y aumentar la contribución
de la energía atómica a la paz, la salud y la prosperidad en el mundo
entero. El objetivo estratégico del programa de cooperación
técnica del OIEA se basa en este mandato, ya que promueve
resultados socioeconómicos tangibles al contribuir directamente
de forma rentable al logro de las principales prioridades de
desarrollo sostenible de cada país.
La salud humana es una prioridad
de desarrollo para todos los
Estados Miembros del OIEA
La mala salud limita el potencial de las personas en todas partes, pero
especialmente en los países en desarrollo. En las regiones en que los
alimentos y el agua potable son difíciles de conseguir, la prevención y cura de
las enfermedades podrían parecer un objetivo inalcanzable. El programa de
cooperación técnica del OIEA incluye actividades encaminadas a mejorar la
salud de la población de los países en desarrollo de todo el mundo.
El cáncer, la malaria, la tuberculosis, el VIH/SIDA y la malnutrición son
importantes problemas de salud para los países en desarrollo. Con frecuencia
las personas que sufren estas enfermedades no pueden seguir trabajando ni
atendiendo a sus familias. La mala salud contribuye al ciclo de la pobreza. Las
familias de ingresos bajos están más expuestas a enfermedades que entrañan
Salud humana
Empleo de técnicas nucleares para mejorar la salud en todo el mundo
gastos médicos y, con frecuencia, la pérdida del empleo, lo que, a su vez,
sume mayormente a las familias en la pobreza.
No es posible lograr un desarrollo socioeconómico sostenible si no se controlan
las enfermedades debilitantes. Las actividades del OIEA relacionadas con la
salud humana que se ejecutan en el marco del programa de cooperación
técnica tienen por objeto proporcionar a los países en desarrollo capacidades
e infraestructuras especializadas para prevenir, detectar y curar las principales
enfermedades. Asimismo, promueven la planificación y evaluación de
programas de nutrición y otorgan prioridad al establecimiento de programas
de garantía de calidad en radiodosimetría y tratamiento del cáncer.
• La mitad de la población mundial corre el riesgo de contraer la malaria1.
• En los países con altos niveles de transmisión, la malaria reduce el producto
interno bruto (PIB) hasta en un 1,3%.
• El costo para la economía mundial de las cargas físicas y económicas que
entraña la tuberculosis, por la enfermedad misma, las muertes y la pérdida
de salarios y productividad, asciende anualmente a unos 12 mil millones de
dólares de los Estados Unidos.
• Según estimaciones de la OMS y el ONUSIDA, a fines de 2008 vivían con
el VIH 33,4 millones de personas, había 2,7 millones de casos nuevos
y 2,0 millones de personas habían fallecido de SIDA, entre ellas,
280 000 niños.
• Los costos de los tratamientos y la atención sanitaria relacionados con el
VIH/SIDA acaban con los ingresos del hogar, reducen la capacidad de las
personas para trabajar y mantener a sus familias e impiden que los países
en desarrollo logren beneficios económicos y que las comunidades salgan
del ciclo de la pobreza.
• La malnutrición contribuye a una de cada dos muertes (53%) asociadas a
enfermedades infecciosas en niños menores de cinco años en los países en
desarrollo, y le cuesta a los países pobres hasta el 3% de su PIB anual.
• Una de cada tres personas en los países en desarrollo padecen de deficiencias
de vitaminas y minerales, enfermedad que se conoce también como
“hambre encubierta” y que hace que los afectados sean más vulnerables a
infecciones, defectos de nacimiento y problemas de desarrollo.
• Se estima que la amortización de la inversión de 11,3 mil millones de
dólares de los Estados Unidos anuales requerida para alcanzar las metas
del milenio correspondientes al agua potable y los servicios sanitarios en
2015 ascenderá a 84 mil millones de dólares.
• Anualmente fallecen 1,3 millones de personas de malaria, el 90% de las
cuales son niños menores de cinco años; una mejor gestión de los recursos
hídricos ayuda a reducir la transmisión de la malaria y las enfermedades
transmitidas por otros vectores.
1
OMS, Nota descriptiva N°94, abril de 2010.
Programa de
cooperación
técnica
Lucha contra el cáncer
Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer se ha convertido en una
de las principales causas de muerte en todo el mundo. Del total de 11 millones
de muertes por cáncer proyectado para 2030, más del 70% se producirá en
los países de ingresos bajos y medios. Afortunadamente, un tercio de estas
muertes por cáncer se podría evitar mediante la prevención y la detección y el
tratamiento tempranos.
La financiación de medidas de control del cáncer representa un problema para
muchos países subdesarrollados cuyos sistemas de salud están orientados a
hacer frente a las enfermedades transmisibles, pero no a las enfermedades
crónicas. La radioterapia es una parte importante del tratamiento del cáncer,
pero requiere especialistas capacitados, equipo de elevada tecnología e infraestructuras establecidas. El OIEA promueve el uso seguro y eficaz de la
radioterapia mediante la prestación de asistencia en forma de aparatos de
radioterapia para hospitales, capacitación para especialistas en el control del
cáncer y profesionales especializados en radioterapia, así como en forma de
orientación especializada en relación con el control reglamentario de los materiales radiactivos.
El programa de cooperación técnica del OIEA abarca la cuestión de la atención oncológica desde hace más de cincuenta años. A raíz de que el cáncer
se ha convertido en un problema de salud importante en todo el mundo, se
creó el Programa de acción para la terapia contra el cáncer (PACT) con el fin
de permitir a los países en desarrollo introducir, ampliar y mejorar la atención
oncológica en el contexto de un amplio programa para el control del cáncer.
Los proyectos complementarios ejecutados conjuntamente en el marco del
PACT y el programa de cooperación técnica (CT) prevén planes nacionales
estratégicos exhaustivos para el control del cáncer con empleo de las competencias básicas y los asociados del PACT y los conocimientos especializados
en la prestación de asistencia técnica del programa de CT. Estos proyectos
proporcionan apoyo por medio de los exámenes de las misiones integradas
del PACT, que constituyen un instrumento de carácter multidisciplinario para
el análisis de la situación en los Estados Miembros en desarrollo, en los que
participan múltiples interesados directos en estrecha colaboración con la
Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos internacionales
en materia de prevención y control del cáncer.
Salud humana
Empleo de técnicas nucleares para mejorar la salud en todo el mundo
Control de la malaria y la
tuberculosis
La resistencia a los medicamentos es un desafío cada vez más importante para
el control de las enfermedades infecciosas como la malaria y la tuberculosis.
Aunque se han utilizado una serie de medicamentos para controlar la malaria,
en muchas regiones el tratamiento irregular o parcial ha conducido a una
resistencia generalizada a los medicamentos. Se están desarrollando nuevos
medicamentos para tratar las cepas resistentes, pero estos son diez veces
más costosos. La tuberculosis resistente a múltiples medicamentos representa
un problema de salud grave para las poblaciones de los países de escasos
recursos en los que la disponibilidad de medicamentos de segunda línea es
limitada y en los que la dificultad para detectar las cepas resistentes y tratar a
los pacientes infectados propicia su transmisión continua.
El control eficaz de la malaria y la tuberculosis depende de que se encuentre el
medicamento correcto para tratar estas enfermedades. La información sobre
la resistencia a los medicamentos ayuda a los países a adaptar los programas
de intervención, incluido el recurso a medicamentos menos costosos una
vez que disminuye el grado de resistencia. La mejora de los programas de
intervención nacionales permite reducir la mortalidad y aumentar la eficiencia
económica y la sostenibilidad de los programas.
El OIEA ha ayudado a crear capacidades en los Estados Miembros por
medio de proyectos para la vigilancia de la eficacia de los medicamentos y la
resistencia a ellos, así como la reducción del mosquito anófeles mediante el
empleo de la técnica de los insectos estériles, basada en la radiación.
Programa de
cooperación
técnica
Utilización de la medicina nuclear
para el diagnóstico y tratamiento de
enfermedades
Las técnicas nucleares de obtención de imágenes se utilizan ampliamente para el
diagnóstico de enfermedades. Estas técnicas permiten a los clínicos determinar
los problemas de salud más rápidamente que otros métodos de diagnóstico. El
diagnóstico temprano de las enfermedades se traduce en mejores posibilidades
de éxito en el tratamiento y permite evitar los sufrimientos y costos innecesarios
asociados al tratamiento o los cuidados paliativos requeridos en las etapas más
avanzadas de una enfermedad. El diagnóstico oportuno de las enfermedades
también permite reducir el tiempo durante el cual el paciente tiene que estar de
baja y separado de su familia, lo que contribuye, a su vez, a reducir las pérdidas
de salarios y productividad y a mantener intactas las familias y comunidades.
La medicina nuclear permite salvar vidas, restablecer la salud, pronosticar
la causa de una enfermedad y aliviar el sufrimiento. Los países en desarrollo
se enfrentan a varios desafíos relacionados con la creación de instalaciones
y laboratorios de medicina nuclear, tales como la disponibilidad de equipo
apropiado, de personal altamente calificado y de suministros regulares e
ininterrumpidos de radiofármacos.
Los proyectos de CT en la esfera de la medicina nuclear ayudan a los países en
desarrollo a crear capacidades de medicina nuclear en sus propios hospitales
y laboratorios con el fin de poder prestar servicios a los que los necesitan
más cerca de sus hogares. Los proyectos del OIEA también proporcionan
capacitación a personal seleccionado mediante programas de física médica,
con miras a dotar a los Estados Miembros de personal capacitado para prestar
servicios de diagnóstico por imágenes y de medicina nuclear de alta calidad y
seguros en sus países de origen.
Lucha contra la malnutrición
Los efectos de una nutrición deficiente, ya sean visibles u ocultos, son una carga
más para los sistemas de atención de salud y un obstáculo para el desarrollo
social y económico. Por una parte, la hipernutrición está asociada a la obesidad,
la diabetes y las cardiopatías. En todo el mundo hay más de mil millones de
adultos con sobrepeso que tienen graves problemas de salud relacionados con
la alimentación. Por otra parte, la desnutrición y el hambre se cobran anualmente
la vida de 10 millones de niños en los países en desarrollo, lo que representa
alrededor de la mitad de la mortalidad infantil a escala mundial.
La buena nutrición depende no solo de que se disponga de suficientes
alimentos, sino también de que estos tengan la cantidad adecuada de nutrientes
esenciales. Los programas de intervención nutricional son una de las mejores
inversiones que pueden hacer los países en desarrollo para reducir la pobreza y
mejorar el crecimiento económico.
En el marco del programa de CT se proporciona asistencia y capacitación a
los Estados Miembros que desean utilizar técnicas nucleares para hacer frente
a sus problemas nutricionales específicos. La ciencia y tecnología nucleares
se utilizan para vigilar y evaluar la eficacia de los programas de intervención
nutricional. Los datos obtenidos con estos instrumentos nucleares se emplean
para examinar las políticas nacionales y establecer directrices en materia de
nutrición ajustadas a las condiciones y necesidades locales.
La información sobre los micronutrientes se utiliza para elaborar productos
alimenticios de mejor calidad y proporcionar alimentos más nutritivos a las
personas que más los necesitan.
Salud humana
Empleo de técnicas nucleares para mejorar la salud en todo el mundo
Garantía de calidad en medicina
nuclear, radiooncología y radiología
de diagnóstico
Al utilizar la ciencia y tecnología de las radiaciones para hacer frente a los
problemas relacionados con la salud humana, la garantía de calidad es de
suma importancia. El OIEA apoya las auditorías de calidad en medicina nuclear,
radiología de diagnóstico y radiooncológía mediante una combinación de
instrumentos y orientaciones para la realización de auditorías independientes
y, cuando se solicitan, de auditorías externas.
La QUANUM (Garantía de la calidad en medicina nuclear) presta apoyo
a las auditorías clínicas internas y externas en medicina nuclear y alienta
a la adopción de una cultura de examen en las instituciones mediante la
realización de auditorías. La QUANUM se centra en los pacientes y se basa
en los resultados.
La QUAADRIL (Verificación de la garantía de calidad para la mejora y el
aprendizaje en materia de radiología de diagnóstico) presta principalmente
apoyo a las auditorías clínicas externas de las prácticas de radiología de
diagnóstico y se centra en la mejora de la calidad de la atención al paciente,
así como en la prestación y organización de servicios clínicos.
Las evaluaciones externas en radiooncología son realizadas por el QUATRO
(Grupo de garantía de calidad en radiooncología), haciendo énfasis en la
mejora de la calidad mediante el examen exhaustivo de los procedimientos,
las estructuras y los procesos de radioterapia.
Programa de
cooperación
técnica
Qué ofrece el programa de
cooperación técnica del OIEA
Los cursos y talleres de capacitación celebrados en el marco del programa
de CT abarcan temas tales como el radioinmunoanálisis, la radioterapia, la
producción de radiofármacos, el análisis en materia de nutrición y las técnicas
de esterilización en relación con los trasplantes e instrumentos médicos.
Los proyectos de CT prestan asistencia a los Estados Miembros en la
capacitación relativa al uso seguro de altas dosis de radiación para varios
fines médicos, desde la esterilización de tejidos hasta la formación de
imágenes en cardiología, y desde el uso de la radiación para el diagnóstico
de una amplia gama de trastornos benignos y malignos, hasta el tratamiento
de enfermedades.
En el marco de la asistencia de expertos, expertos reconocidos imparten
capacitación in situ en los Estados Miembros. Las misiones de expertos pueden
durar algunos meses o todo un año. Cuando se suministra equipo complejo
a un país, el proyecto suele incluir la visita de un experto para capacitar al
personal en el funcionamiento y los aspectos técnicos del instrumento.
Mediante la capacitación de becarios se prepara al personal local para
que asuma las responsabilidades relacionadas con la atención de salud en
los Estados Miembros. Los becarios son enviados al extranjero para recibir
capacitación integral en una institución adecuada durante períodos de entre
varios meses y varios años.
Se celebran conferencias, simposios y seminarios diseñados para el
intercambio de ideas entre científicos de distintos países.
El equipo y los materiales suministrados por el OIEA se utilizan para
establecer servicios sostenibles relacionados con la salud humana en los
Estados Miembros, o para mejorar los ya existentes.
Salud humana
Empleo de técnicas nucleares para mejorar la salud en todo el mundo
Asociaciones
Los proyectos de cooperación técnica entrañan la colaboración
entre los gobiernos y los asociados y Estados Miembros del OIEA,
teniendo presente las necesidades nacionales de desarrollo
prioritarias en las que el OIEA desempeña un papel singular, en
las que la tecnología nuclear tiene una ventaja comparativa o en
las que el OIEA puede agregar valor a los servicios prestados por
otros asociados para el desarrollo.
El OIEA se esfuerza por establecer asociaciones y relaciones de
trabajo mediante consultas e interacciones con organizaciones
del sistema de las Naciones Unidas y otros posibles asociados. El
trabajo en colaboración garantiza la coordinación y optimización de
las actividades complementarias y permite que las organizaciones
pertinentes de las Naciones Unidas estén informadas sobre el
impacto del programa de cooperación técnica en el desarrollo.
Entre las asociaciones institucionales del OIEA cabe señalar las
creadas con la Organización Mundial de la Salud, el UNICEF, el
Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y
el Banco Mundial.
Para obtener más información, visite:
http://tc.iaea.org