IIº CONGRESO MUNDIAL DE DERECHO INFORMÁTICO.

IIº CONGRESO MUNDIAL DE DERECHO INFORMÁTICO.
IIº CONGRESO MUNDIAL DE
DERECHO INFORMÁTICO.
Título Ponencia: BASES DE DATOS JURÍDICAS: ANÁLISIS CRÍTICO .
Autor: Paula López Zamora. Profesor Asociado. Departamento Filosofía del
Derecho. Universidad Complutense de Madrid.
SUMARIO:
1. INTRODUCCIÓN
2. INFORMÁTICA DOCUMENTAL JURÍDICA
3. VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LAS BASES DE DATOS JURÍDICAS.
3.1. Bases de datos jurídicas.
3.2. Bases de datos legislativas.
3.3. Bases de datos jurisprudenciales.
4. CONCLUSIÓN.
5. BIBLIOGRAFÍA.
1.
INTRODUCCIÓN:
Antes de iniciar el aná lisis crítico de las bases de datos jurídicas, es necesario despejar
el panorama contextual en el que éstas se sitúan. Siguiendo al Dr. EMILIO SUÑE, hay que
dejar sentadas las bases sobre la no- identificación entre el Derecho de la Informática y la
Informática Jurídica, dentro de la cual incluimos las bases de datos jurídicas. Ambas
categorías podrían englobarse dentro del concepto genérico de Derecho Informático, pero
perteneciendo a realidades diferenciadas. Podríamos definir, pues, el Derecho de la
Informática como el conjunto de normas reguladoras del objeto informático o de problemas
sociales directamente relacionados con la informática. Dentro del Derecho de la
1
Informática podríamos incluir también todos los problemas sociales que, sin ser
directamente informáticos, no existirían o no existirían de modo tan grave de no existir la
informática. Por el contrario, entendemos por Informática Jurídica la aplicación de los
ordenadores electrónicos orientadas a la resolución de problemas específicos de los
profesionales del Derecho. No obstante, hay que precisar que la sustantividad de la
Informática jurídica no le viene dada por ser una aplicación informática empleada por los
profesionales del derecho, sino por ser una aplicación informática que requiere para su
elaboración un nivel elevado de análisis jurídico.
Queda claro, entonces, que la Informática Jurídica plantea el problema inverso al del
Derecho de la Informática puesto que, en la Informática Jurídica, es la tecnología la que se
ocupa de solucionar problemas jurídicos; mientras que en el Derecho de la Informática, es
el derecho el que se encarga de solucionar los problemas informáticos o las realidades
sociales directamente relacionadas con la informática.
Para tratar el tema que nos ocupa ( el de la problemática de las bases de datos jurídicas)
debemos situarnos dentro de la Informática Jurídica. Dentro de esta disciplina encontramos
tres grandes áreas de conocimientos, a saber: La Informática Jurídica de Gestión, la
Informática Jurídica Decisional y la Informática Documental Jurídica.
Entendemos por Informática Jurídica de Gestión la ofimática aplicada a la gestión del
Derecho. Se trata de aplicaciones que facilitan la gestión de las diferentes profesiones
jurídicas. Por su parte, la Informática Jurídica Decisional vendría constituida por los
sistemas jurídicos expertos aplicados al Derecho, sobre los cuales existe un amplio debate.
Por último, dentro de la Informática Jurídica incluimos la Informática Documental Jurídica,
es decir las bases de datos jurídicas.
2. INFORMÁTICA DOCUMENTAL JURÍDICA.
Para la mayoría de los autores que sobre este tema se han interesado, la informática
documental jurídica vendría definida como el tratamiento y recuperación de la información
2
jurídica por medio de ordenadores en los campos de legislación, jurisprudencia y
bibliografía, o mejor dicho, en el campo de la doctrina. Desde esta perspectiva, las bases de
datos jurídicas comprenderían tres tipos: las bases de datos de legislación, las bases de
datos de jurisprudencia y las bases de datos de bibliografía ( doctrina).
No obstante, también encontramos posturas enfrentadas, como la mantenida por el Dr.
EMILIO SUÑE. Este último considera que las bases de datos jurídicas son aquellas que,
exclusivamente, contienen datos propiamente jurídicos. Según este autor, las normas,
especialmente las escritas, son datos jurídicos en todos los sistemas. En cambio la
Jurisprudencia, en Derecho Comparado, no siempre está considerada como fuente; a pesar
de ello, en razón de su calidad de tal en los sistemas del Common Law y teniendo en cuenta
que incluso en España tiene una gran fuerza argumental, considera que la Jurisprudencia
podría ser englobada en el termino dato jurídico. En resumen, considera que bases de datos
jurídicas lo son exclusivamente las legislativas y las jurisprudenciales, al ser las únicas que
incluyen datos jurídicos en sentido propio, excluyendo expresamente las bases de datos
bibliográficas ya que la opinión de los autores no tiene carácter de fuente. Si mantene mos la
postura del profesor SUÑE, entonces las bases de datos jurídicas solo comprendería dos
tipos: la legislativa y la jurisprudencial. En la exposición que presento sigo esta línea, por
lo que solamente analizo las bases de datos legislativas y las jurisprudenciales.
Tanto si consideramos que las bases de datos de bibliografía participan del carácter
jurídico como si no, hay que indicar que el acceso a las bases de datos jurídicas puede
efectuarse desde una doble modalidad: on line y off line ( DVD o CD-ROM). Los dos
sistemas mencionados tienen sus ventajas y sus inconvenientes. El inconveniente principal
para los sistemas on line son las líneas telefónicas y la lentitud que conllevan las mismas,
mientras que sus ventajas principales se muestran en la superior capacidad y la
actualización permanente. Por su parte, las bases de datos jurídicos en soporte DVD o CDROM permiten prescindir de los inconvenientes de la comunicación, aunque su contenido
es mucho más limitado y su coste más elevado.
3
3.
VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LAS BASES DE
DATOS JURÍDICAS.
De forma sencilla podemos definir las bases de datos jurídicas como un conjunto de
datos jurídicos almacenados que permiten el acceso directo a ellos, junto con un conjunto
de programas que manipulan ese conjunto de datos. Desde el punto de vista más formal
entendemos como base de datos jurídica un conjunto de datos jurídicos estructurados,
fiables, homogéneos, organizados independientemente en máquina, accesibles a tiempo
real, compartibles por usuarios concurrentes que tienen necesidades de información
diferente y no predecibles en el tiempo.
Un análisis crítico de las bases de datos jurídicas en su conjunto y de cada una de ellas
individualmente nos da como resultado la evidencia de la existencia de aspectos positivos o
ventajas de las mismas, así como de problemas generados o exacerbados por dichas bases
de datos.
3.1 BASES DE DATOS JURÍDICAS.
Las bases de datos jurídicas, al igual que la mayoría de las bases de datos, aporta
unas claras ventajas:
a. Independencia de datos y tratamientos. Las bases de datos se caracterizan por el
hecho de que un cambio en los datos de la base no lleva aparejado un cambio en los
programas, y viceversa. Por supuesto, todo ello acarrea un menor coste de mantenimiento.
b. Coherencia de resultados. El resultado de las búsquedas esta caracterizado por
una reducción de la redundancia.
c. Simplificación y estructuración del panorama jurídico. Uno de los rasgos que
caracteriza nuestro ordenamiento es su evidente dispersión. Por un lado los órganos
productores de normas se han multiplicado tras la aprobación de la Constitución de 1978 y
4
su subsiguiente proceso de descentralización , que ha culminado en un Estado regional con
descentralización legislativa, política y administrativa con la consiguiente multiplicación de
órganos productores de normativa jurídica. Por otro lado, la entrada en la Unión Europea
ha tenido una amplia repercusión en nuestro ordenamiento jurídico, al tener que asumir el
Derecho Comunitario como propio. A todo ello hay que añadir el hecho de que nuestra
técnica legislativa, en vez de construir normas integradas y referidas a una temática
uniforme, abarca muchas veces una diversidad de temas no siempre de la misma materia,
habiéndose instituido en la práctica leyes multipropósito con alcances normativos sobre
diversas áreas, que sin duda complican el manejo de las normas. El resultado es caótico,
multitud de normas no vigentes, normas diversas, e incluso contradictorias, campan por el
ámbito de actuación de los profesionales del Derecho, los cuales necesitan respuestas
concisas y precisas para poder desarrollar su labor correctamente. Lo mismo que he
expuesto para las normas jurídicas sucede con la jurisprudencia. La Jurisprudencia se
presenta en muchos casos como obsoleta, derogada o repetitiva.
A los profesionales del derecho se les exige eficacia y rapidez en la solución de los
asuntos, por lo que las bases de datos, que les permiten una búsqueda coherente y ordenada
de la información que necesitan, se convierten en el mejor aliado para la obtención de un
resultado optimo de su gestión laboral.
Al igual que hemos señalado las ventajas de las bases de datos jurídicas, tenemos
que indicar que las mismas presentan aspectos negativos o problemáticos:
a. Rechazo de los profesionales. En el mundo del Derecho, se mantienen todavía
tradiciones arcaicas. Son importantes los modos y las formas, la costumbre hace ley entre
los profesionales del Derecho, y cualquier intento de modificar su modus vivendi supone
una gran dosis de moral por parte del que lo pretende, a veces, con pobres resultados. Sus
instrumentos de trabajo han sido los diversos repertorios de Jurisprudencia, los Boletines
Oficiales, todos ellos en soporte papel. Cualquier publicación nueva, y sobre todo en un
soporte tan distinto aparentemente, se abre camino difícilmente entre los profesionales del
Derecho.
5
b. Inexactitud en las voces de las bases de datos jurídicas. La formalización del
lenguaje es una premisa indispensable para el buen funcionamiento de una base de datos
jurídica. Ciertamente nos encontramos con una ventaja inicial, y es que, en vez de afrontar
toda la extensión del lenguaje natural, nos encontramos ante un lenguaje mucho mas
reducido, debido a que el lenguaje jurídico es un lenguaje técnico bastante preciso y
universal. El lenguaje formal jurídico presenta diferencias con el lenguaje natural. Así, el
lenguaje formalizado tiene reglas de vocabulario perfectamente determinadas, y reglas de
sintaxis que evitan, en la mayoría de los casos, la aparición de ambigüedades. Ante la
existencia de un lenguaje formal jurídico, surge la necesidad de elaborar los descriptores de
las bases de datos jurídicas empleando dicho lenguaje formal.
Aquí nace precisamente el problema. La información almacenada en las bases de
datos jurídicas no siempre ha ido acompañada de descriptores formales o palabras-clave
que facilitaran su recuperación, fiando al lenguaje natural la elaboración de los mismos.
Todo ello ha repercutido en gran medida en la escasa precisión de la información
recuperada, así como la elaboración de índices o tesauros con grandes incorrecciones e
incluso faltas de ortografía.
Además de participar de las ventajas e inconvenientes que se han escrito hasta el
momento, cada uno de los tipos concretos de bases de datos jurídicas presenta una
problemática concreta que va a ser desarrollada a continuación.
3.2 BASES DE DATOS LEGISLATIVAS.
a. Falta de precisión en la validez y en la vigencia de las normas. Las bases de datos
de legislación presentan la ventaja de determinar la vigencia de las normas. No obstante, el
planteamiento de vigencia normativa que indican es insuficiente, ya que solo determinan la
falta de vigencia de una norma cuando se ha producido una derogación expresa de la
misma. De todos es conocido como la situación actual en lo referente a las derogaciones es
bastante conflictiva, ya que la mayoría de las veces las normas no pierden su vigencia a
6
través de la derogación expresa sino mediante contradicciones con normas de igual rango,
disposiciones implícitas, disposiciones paralelas y otros mecanismos que atentan contra el
efectivo conocimiento de la vigencia de las normas.
En este contexto, las bases de datos solo nos van a indicar que una norma ha perdido
su vigencia si se ha producido una derogación expresa de la misma, manteniendo la
vigencia de otras normas que realmente no la tienen, pero que la han perdido por
derogación tácita, parcial, genérica, por contradicción o por la falta de competencia de la
autoridad de la que emanan.
b. Cubre áreas muy limitadas. La tasada capacidad de los soportes en que se recogen
estas bases de datos, implica que no exista una cobertura general de la legislación, sino una
cobertura limitada a determinadas áreas de conocimiento jurídico o determinados espacios
geográficos, reduciendo un conocimiento que, por definición, es interdisciplinar. A pesar de
ello, es necesario indicar que el incremento de capacidad otorgado por el DVD, así como
las bases de datos on line mitigan en gran medida este inconveniente.
c. Ausencia de carácter gratuito. La Constitución en su Art 9.2 atribuye a los
poderes públicos la promoción de las condiciones para que la libertad y la igualdad del
individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas, así como la remoción de
los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud, facilitando su participación en la vida
política, económica, cultural y social. Además en el párrafo 3º del propio Art. 9 CE. se
garantiza la publicidad de las normas como premisa de la sujeción de todos, ciudadanos y
poderes públicos, al ordenamiento jurídico. Teniendo en cuenta asimismo que, según el 6.1
Cc, la ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento, parece obvio que el acceso a
la legislación, así como a las bases de datos que las gestionan, deberían ser gratuitos. En
España el acceso a través de Internet al BOE es gratuito desde el año 2000. Sin embargo
este acceso se muestra insuficiente ya que se facilita la visión de las normas en formato
imagen y no texto, lo que constituye importantes restricciones para su utilización,
incrementándose el problema en la medida que para determinadas normas hay que pagar
cantidades considerables.
7
Por todo ello, lo más adecuado a nivel constitucional y legislativo vendría dado por
el acceso gratuito a las normas por parte de todos los ciudadanos, acceso casi imposible sin
bases de datos legislativa que ayuden a despejar las incógnitas del panorama normativo
actual.
3.3 BASES DE DATOS JURISPRUDENCIALES.
a. No accesibles públicamente. En la misma dirección que lo indicado anteriormente
en relación a las bases de datos legislativas, una de las grandes carencias de las bases de
datos jurisprudenciales es su falta de accesibilidad pública. Lo más curioso de esta situación
es que existen todos los medios necesarios para poder hacer efectivo el acceso público, pero
los intereses de las editoriales chocan abiertamente con esta idea. Una solución bastante
equitativa consistiría en que las editoriales incorporasen un plus de condiciones accesorias
en sus bases de datos, como comentarios o legislación concordada, a fin de promover las
suscripciones; mientras que, por otro lado, se promueva el acceso público a la
jurisprudencia.
b. Inexactitud de los sumarios. Las bases de datos jurisprudenciales confían más en
las síntesis o resúmenes de las sentencias que en los propios fallos. Estos resúmenes son
efectuados en determinadas ocasiones por personas que carecen de la suficiente formación
jurídica, lo que ocasiona que las búsquedas no sean todo lo eficaces que deberían,
produciéndose respuestas indeseadas, y en la mayoría de los casos silencio o ruido.
c. Rechazo de los Jueces. Las bases de datos jurisprudenciales incluyen entre sus
campos el de ponente. Con solo rellenar ese campo aparecen todas las sentencias que estén
recogidas de un determinado juez o magistrado. Naturalmente, este conocimiento
multiplica las posibilidades de los abogados a la hora de decidir que dirección tomará su
actuación, ya que con el estudio de la mayoría de las sentencias de un juez se puede llegar a
conocer su línea de pensamiento. Del mismo modo, esta facilidad para recopilar las
8
sentencias dictadas por un juez concreto incrementa las probabilidades de encontrar
contradicciones o errores entre las mismas.
4. CONCLUSIÓN.
A la vista de todo lo expuesto no podemos obviar que las bases de datos plantean
problemas en ocasiones difíciles de resolver. A pesar de ello, en una sociedad como la
actual, que vive contra reloj, donde la actuación de los profesionales del Derecho ha de ser
cada vez más ágil y completa, las bases de datos jurídicas son el instrumento perfecto para
estar al día sobre todo lo que acaece en el caótico mundo jurídico.
5. BIBLIOGRAFÍA.
?
AARNIO, A., Sobre la ambigüedad semántica en la interpretación jurídica, en.
DOXA, Alicante, 1987.
?
AGUILÓ REGLÁ, J., Informática jurídica legislativa, teoría general del derecho y
técnica legislativa, en PÉREZ LUÑO, A., Problemas actuales de la documentación
y la informática jurídica, Ed. Tecnos, Madrid, 1987.
?
ÁLVAREZ-CIENFUEGOS SUÁREZ, J. M., Soluciones informáticas para le
gestión de los procesos judiciales, en Theoria, nº 7-8-9, 1987-1988.
- Razones para una solución integrada de la
informática judicial, en Revista de las facultades de
Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales,
ICADE, Madrid, 1989.
9
?
ÁLVARO BERMEJO, C. Representación del lenguaje jurídico a través de un
lenguaje documental: el tesauro jurídico, en Apuntes para un problema. En quince
años de encuentros sobre Informática y Derecho ( 1987-2002), Tomo I, Ed.
Universidad Pontificia Comillas de Madrid, Madrid, 2002.
?
BARRAGÁN, J.: Informática y Decisión Jurídica, Biblioteca de Etica, Filosofía del
Derecho y Política, nº 37, 1ª Ed., Distribuciones Fontamara, S.A., México, 1994.
- Informática jurídica, en El Derecho y la justicia,
edición de Ernesto Garzón
Valdés y Francisco J.
Laporta, Trotta, Consejo Superior de Investigaciones
Científicas, Madrid, 1996.
?
BARRIUSO RUÍZ, C. Interacción del Derecho y la Informática, Ed. Dykinson,
Madrid, 1996.
?
CARRASCOSA LÓPEZ, V.: Informática y Derecho, nº. 1, UNED, Mérida, 1992.
- Informática y Derecho, nº.3, III Congreso
iberoamericano de Informática y Derecho, UNED,
Mérida, 1992.
?
CLIMENT DURÁN, C., Algunas ideas sobre la Informatización Judicial, en
Revista Valenciana d'Estudis Autonomics, nº. 18, Valencia,1997.
?
CROSS, R.: Precedent in English Law, Clarendon Press, Oxford, 1977.
?
DAVARA RODRÍGUEZ, M.A., La informática jurídica y el llamado derecho
Informático, en Actualidad Informática Aranzadi, nº.1, Madrid, 1991.
10
?
ENRÍQUEZ, C., Bases de datos españolas : un análisis crítico de los problemas de
su desarrollo , Ed. Fuinca, Madrid, 1987.
?
ESPINO GONZÁLEZ, MIGUEL A., Panorama de la informática jurídica, en
Informática jurídica decisoria, Ed. Astrea de Alfredo y Ricardo Depalma, Buenos
Aires, 1993.
?
FALCÓN, E.M. ¿ Que es la Informática Jurídica?, Ed. Abeledo-Perrot, Buenos
Aires, 1992.
?
FROST, R., Bases de datos y sistemas expertos : ingeniería del conocimiento, Ed.
Díaz de Santos, Madrid, 1989.
?
GAY MONTALVO, L., Informática y Derecho, Revista jurídica de Catalunya, nº.
4, Barcelona, 1984.
?
GUIBOURG, R. A., ALENDE, J. O., y CAMPANELLA, E. M., Manual de
Informática Jurídica, Ed. Astrea, Buenos Aires, 1996.
?
HERNÁNDEZ GIL, A., Conferencia inaugural del III Congreso Iberoamericano
de Informática y Derecho,
en Informática y Derecho, nº 4, coord.Valentín
Carrascosa, . UNED Extremadura, Aranzadi, 1994.
?
IGLESIAS FRÍAS, M.E. Bases de datos de bibliografía jurídica, en Apuntes para
un problema. En quince años de encuentros sobre Informática y Derecho ( 19872002), Tomo I, Ed. Universidad Pontificia Comillas de Madrid, Madrid, 2002.
- La documentación jurídica en España, en Boletín de
la ANABAD , nº. 1-2, 1998.
11
?
LÓPEZ-IBOR MAYOR, V. y GARCÍA DELGADO, S., Situación del Derecho
Informático en España y en Europa: Algunas consideraciones, en Informática y
Derecho, nº 4, coord.Valentín Carrascosa, UNED Extremadura, Aranzadi, 1994.
?
LÓPEZ-MUÑIZ GOÑI, M., Informática jurídica documental, Ed. Díaz de Santos,
Madrid , 1984.
?
LOSANO, M. G., Introducción a la informática jurídica, Universidad de Palma de
Mallorca, Palma de Mallorca, 1982.
- Curso de Informática Jurídica, Ed. Tecnos, Madrid,
1987.
?
MARONDA FRUTOS, J. L. y TENA FRANCO, M. I., La Informática jurídica y el
Derecho de la Informática, en
Revista General de Derecho, A. 53, nº. 630,
Valencia, marzo 1997.
?
MIGUEL CASTAÑO, A, Bases de datos (fundamentos, organizaciones físicas,
modelos y diseño) , Parte I, Fundamentos, Ed. Universidad Politécnica, Madrid,
1985.
- Diseño de bases de datos : problemas resueltos,
Madrid, 2001.
?
MUÑOZ MERINO, A., La evolución de la informática jurídica, en Encuentros
sobre informática y derecho, 1995-1996, coordinados por Miguel Angel Davara,
Aranzadi, Pamplona, 1996.
?
NIETO, A., La Administración sirve con objetividad los intereses generales, en
Estudios sobre la Constitución Española. Homenaje a Eduardo García de Enterría,
Vol. III, Madrid, 1991.
12
?
PÁEZ MAÑÁ, J., Bases de datos jurídicos : Características, contenido, desarrollo,
marco legal , Ed. Centro de Información y Documentación, Madrid, 1994.
- Comentarios sobre algunas particularidades de las
bases de datos jurídicas, en Actualidad Informática,
Aranzadi, nº 16, julio 1995.
?
PASTOR LÓPEZ, O., Bases de datos documentales : Cómo estructurar la
información no estructurada, Ed. Diputació, Servei d'Assistència i Recursos
Culturals, Valencia. 1993.
?
PÉREZ LUÑO, A. E., Manual de informática y derecho, 1ª edic., Ed. Ariel, S.A.,
Barcelona, 1996.
-La informática jurídica en la investigación y
enseñanza del derecho, en II Congreso Internacional
de Informática y Derecho (Mérida, 1995), Universidad
Nacional de Educación a Distancia, Centro Regional
de Extremadura, Mérida, 1996.
?
RODRÍGUEZ CARAMELO, L. M., Evolución y perspectivas de las bases de
datos jurídicas, en Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad
Complutense, nº. 86, Madrid, 1996.
?
RUIZ DE MIRAS, J., Bases de datos : diseño y explotación, Ed. Universidad de
Jaén, Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico, Jaén, 1997.
?
SUÑE LLINAS, E. Informática Jurídica y Derecho de la Informática, en Revista de
la Facultad de Derecho, Universidad Complutense de Madrid, Ed. Facultad de
Derecho Universidad Complutense de Madrid, Monografía 12, Madrid, 1986.
13
-Tratado
de
Derecho
Informático,
Vol.
I
(
Introducción y protección de datos personales), Ed.
Facultad de Derecho de la Universidad Complutense
de Madrid, Madrid, 2000.
- Bases de datos normativos, en Revista Española de
Derecho Administrativo, nº. 45, Madrid, 1989.
?
VARIOS (equipo de la Subdirección General de Proceso de Datos de la
Administración Pública) ,Bases de datos documentales : manual del usuario, Ed.
Ministerio para las Administraciones Públicas, Madrid, 1989.
?
VARIOS, Bases de datos documentales (Recurso electrónico), Ed. Ministerio de
Administraciones Públicas, Madrid, 2001.
14
Was this manual useful for you? yes no
Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Download PDF

advertising