Ventajas del aprovechamiento conjunto de aguas superficiales y

Ventajas del aprovechamiento conjunto de aguas superficiales y
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 303
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
VENTAJAS DEL APROVECHAMIENTO CONJUNTO DE AGUAS
SUPERFICIALES Y SUBTERRÁNEAS: EL EJEMPLO DE MADRID
Francisco FLORES MONTOYA*
(*) Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.
Jefe de la Oficina de Planificación Hidrológica. Confederación Hidrográfica del Tajo.
RESUMEN
En el presente trabajo se comentan los resultados, en cuanto a recursos disponibles, de la simulación de tres hipótesis de explotación del sistema de abastecimiento de Madrid: en la primera, se supone un aprovechamiento independiente de
los embalses superficiales existentes; en la segunda un aprovechamiento conjunto
de dichos embalses; en la tercera, un aprovechamiento conjunto de embalses y
recursos procedentes de los acuíferos.
En el primer caso se tendrían unos recursos disponibles de 459 hm3/a, con vertido de embalses de 229 hm3/a; en el segundo, los recursos serían de 564
hm3/a y el vertido de 159 hm3/a; en el tercero, se obtendrían recursos disponibles
entre 635 y 750 hm3/a, con vertido entre 120 y 70 hm3/a.
A la vista de estos resultados, se formulan una serie de conclusiones y propuestas para el abastecimiento urbano de la Comunidad de Madrid, enfocados especialmente al uso racional de los recursos de agua subterránea.
CONCEPTOS GENERALES
La utilización conjunta, o coordinada, podríamos definirla como una forma eficiente de satisfacer las demandas de agua del hombre, que se basa en aprovechar
los recursos hídricos, superficiales y subterráneos, de forma coordinada, incrementando la disponibilidad, economizando su empleo en base a una racional modificación del ciclo hidrológico, en armonía y respeto a las demandas del medio natural.
Otra forma de definirlo sería como el aprovechamiento eficiente de los acuíferos
y los embalses, de acuerdo con su recarga y aportaciones, respectivamente,
mediante las captaciones que permiten proporcionar los recursos adaptados a la
demanda con gran flexibilidad, incrementando la disponibilidad, economizando su
303
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 304
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
empleo en base a una racional modificación del ciclo hidrológico, en armonía y respeto a las demandas del medio natural.
Las aportaciones naturales son irregulares en el tiempo, con gran estacionalidad.
Los embalses superficiales, canales y conducciones, como elementos de regulación artificial, permiten regular normalmente la irregularidad estacional y, a veces, la
hiperanual. Los acuíferos, embalses subterráneos, complementan a los embalses
superficiales, especialmente en sequías. Éstas son cíclicas, y los ciclos pueden ser
más o menos largos, y más o menos periódicos.
Conseguir la seguridad en el suministro de las demandas de agua es uno de los
objetivos básicos de la planificación hidrológica. Con carácter general, mayor seguridad implicará mayor coste.
Una de las formas de conseguir la seguridad es el establecimiento de unas reglas
de explotación, considerando las obras existentes y las viables -incluidos los pozos
y la recarga artificial e inducida-, para servir las demandas actuales y futuras, con
niveles adecuados de garantía y de calidad, para identificar posibles déficits en
escenarios verosímiles, y para programar las obras en condiciones óptimas, a definir con criterios económicos, sociales y políticos, todo ello respetando restricciones
de tipo técnico, físico, ecológico, de calidad y de mínimos.
Se llama regla de explotación la definición de la forma de servir las demandas
desde los embalses y acuíferos, en función del conjunto de condicionantes existentes, y depende de los recursos, de la cuantía y distribución espacial y temporal de
las demandas, de los embalses, acuíferos, conducciones y otras infraestructuras.
En España la demanda está reglamentariamente considerada (art. 74.2. del
RAPAPH) como la necesidad de agua para uno o varios usos; para definirla son
precisos los siguientes datos:
a) el volumen anual y la distribución temporal de los suministros necesarios, así
como las condiciones de calidad exigibles,
b) el nivel de garantía de los suministros para los diferentes usos,
c) el consumo neto, o sea, la porción del suministro que no retorna al sistema
hidráulico, y
d) el volumen anual y la distribución temporal del retorno, y la previsión de la
calidad previa a cualquier tratamiento.
También está reglamentariamente definido qué es un Sistema de Explotación de
Recursos (art. 73.3. del R.A.P.A. y de la P.H.), como el conjunto de elementos naturales, obras e instalaciones de infraestructura hidráulica, normas de utilización del
agua derivadas de las características de las demandas y reglas de explotación que,
aprovechando los recursos hidráulicos naturales, permiten establecer los suministros de agua que configuran la oferta de recursos disponibles.
304
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 305
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
Existen muchos tipos y tamaños de sistemas de explotación de recursos, dependiendo del nivel de presión sobre los recursos, y del número e importacia de las
infraestructuras puestas a disposición de la explotación de los recursos. El
Macrosistema del Tajo, formado por las subcuencas del Tajo aguas arriba de Azután
(Tajo, Tajuña, Henares, Jarama, Guadarrama, Alberche y Tajo Medio), o el formado
por toda la cuenca del Segura, son ejemplos de sistemas de explotación complejos.
El gran número de variables, y la complejidad de los sistemas actuales de explotación de recursos, y mucho más los futuros, hace que las reglas de operación no
sean evidentes, y se estén produciendo cambios substanciales de forma casi constante, aunque generalmente en un mismo sentido, la interdependencia entre los
diferentes usos y aprovechamientos hacia nuevos sistemas cada vez más complejos, hacia un mayor aprovechamiento, impulsados por la urgente necesidad de
poner cada vez más rigor en la gestión. Todo ello nos indica que es preciso caracterizar y acotar las variables que intervienen en los sistemas de explotación, con el
fin de facilitar la realización de estudios técnicos que avalen las soluciones que se
adoptan, estructurales o de gestión.
Por el solo hecho de aumentar la demanda, la capacidad de embalse existente,
al estar cada vez menos utilizada, es decir, los embalses más vacíos, permitirá ser
utilizada para regular aportaciones no reguladas en la actualidad, sin necesidad de
nuevas infraestructuras. En cambio, la garantía de las demandas implicadas se
reducirá. El problema será determinar si la garantía resultante sigue siendo aceptable. Las dificultades serán mayores cuando intervienen factores coyunturales de
tipo hidrológico, técnico, económico o, incluso, de oportunidad política. Cuando los
recursos son abundantes en relación a las demandas, posiblemente no hará falta
recurrir a nuevas soluciones técnicas para mantener la garantía. Cuando eso no
ocurre así, será preciso buscar nuevas soluciones que la mantengan.
De acuerdo con lo anterior, el uso racional mediante uso conjunto, o utilización
coordinada, obliga a auditar elementos del sistema para conocer con detalle la
explotación actual, en base a las infraestructuras existentes, para mejorarla, cosa
que sólo puede conseguirse perfeccionando las reglas de explotación y haciendo
uso más eficiente de las infraestructuras.
Con carácter general, habrá que profundizar en el conocimiento del ciclo hidrológico, en el ámbito geográfico relacionado con el sistema de explotación. Hay que
caracterizar las fases superficial y subterránea, delimitar una y otra, así como su
interrelación, las áreas de recarga, el valor de ésta, tener un buen control de la lluvia caída y precisar la funciones que transforman la lluvia en escorrentía o en infiltración. Hay que caracterizar las cuencas vertientes: pendientes, forma, desarrollo
de la red fluvial, etc.
Entre el río de ciclo anual puro, dependiente directo de la aleatoriedad de la lluvia, y el acuífero que podría tener un ciclo de bastantes años, hay muchas situaciones intermedias. Tomando la cuenca del Tajo, hay ejemplos de casi todas: así,
305
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 306
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
las cabeceras de los ríos Sorbe, Jarama, Lozoya, Guadarrama, Alberche, Tiétar,
Alagón, Jerte y Arrago son de ciclo anual, los caudales de estiaje son escasos y
corresponden a las pequeñas terrazas cuaternarias que todo río tiene, en estiajes
pronunciados pueden incluso quedarse secos. En cambio, en las cuencas de los
ríos Henares, Tajuña, Tajo y otras de los ríos de la margen izquierda, las series
anuales están correlacionadas y los caudales de estiaje garantizados, aunque la
diferencia entre éstos y el caudal medio puede ser grande.
El ciclo hidrológico es único, tiene una fase externa o superficial y otra interna o
subterránea. La diferencia fundamental, entre una y otra, estriba en el tiempo de
estancia del agua en su medio, que permite disponer de ella, cuando se trata de
aguas subterráneas, durante plazos más largos, adaptándose a la demanda, y la
concentración en plazos cortos de tiempo, cuando se trata de aguas superficiales,
que obliga a construir embalses para retenerla y no perderla, al tiempo de para evitar inundaciones. Parece obligado aprovechar los recursos racionalmente. Esta
obligada racionalidad será facilitada por un conocimiento más preciso de los elementos variables del sistema, y la gran adaptabilidad del agua subterránea a la
demanda permite complementar perfectamente la irregularidad de las escorrentías
superficiales. El peso de una u otras dependerá de múltiples causas, por lo que
cada sistema de explotación debe caracterizarse perfectamente. Lo importante para
poder caracterizarlo será conocerlo hidrológicamente, así como conocer las demandas y restantes elementos del sistema.
Una vez conocidas las variables que intervienen en un sistema de explotación de
recursos, desde el punto de vista físico e hidrológico, se debe llegar al óptimo de la
explotación. Es habitual crear modelos matemáticos que reflejen el funcionamiento
del sistema, y analizar a través de ellos las reglas de operación que conducen al
mejor aprovechamiento, o a justificar la necesidad de crear nuevos elementos embalses, conducciones, captaciones, etc- que incrementen la disponibilidad de
recursos. La formulación matemática del funcionamiento físico de cada elemento
del sistema está bastante desarrollada, y existen suficientes herramientas disponibles para analizar casi todos los problemas que pueden presentarse. Su aplicación
a sistemas de explotación concretos es una tarea de tiempo, trabajo y dinero.
La caracterización de los acuíferos, para modelar su funcionamiento, depende
del tipo de acuífero -acuífero depósito, unicelular, con manantial, conectado con río,
etc. La representación matemática del funcionamiento requiere suficiente información, para ajustar las constantes que resuelven la integración de las ecuaciones
representativas del fenómeno.
EL CASO DE MADRID: ANÁLISIS DE ALTERNATIVAS DE APROVECHAMIENTO INDEPENDIENTE O CONJUNTO DE LOS RECURSOS
Casos a comparar
306
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 307
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
En los tres casos que se plantean, se ha supuesto que la demanda se satisface
con el mismo criterio de garantía, y tiene el mismo porcentaje de distribución mensual que el conjunto de la demanda de Madrid. Para simplificar, se ha supuesto, en
los tres casos, que los embalses de la cuenca del Lozoya equivalen a un solo
embalse, de volumen igual a la suma de volúmenes de todos (Pinilla, Riosequillo,
Puentes Viejas, El Villar y El Atazar) y superficie de embalse intermedia de la del
conjunto de los embalses, supuesta el agua distribuida proporcionalmente a su
volumen entre los distintos embalses.
Caso 1º.- Se han cuantificado los recursos disponibles que satisfacen la
máxima demanda, cumpliendo el criterio de garantía adoptado para el abastecimiento de población en el Plan Hidrológico del Tajo, de los ríos que componen la mayor parte de los recursos exclusivos del abastecimiento de
Madrid, tratados de forma independiente entre sí:
-
Jarama, en El Vado
Lozoya, en El Atazar
Guadalix, en Pedrezuela
Manzanares, en Santillana
Aulencia y Guadarrama, en Valmayor
Caso 2º.- Se han cuantificado los recursos disponibles de esos mismos ríos
suponiendo que forman parte de un mismo sistema de explotación, y explotados conjunta o coordinadamente.
Caso 3º.- Se ha cuantificado, y comprobado, el efecto de integrar en el sistema de explotación considerado en el caso 2º, las aguas subterráneas, con
la potencia máxima a la que se ha considerado como objetivo en el Plan
Hidrológico del Tajo, es decir, 180 hm3/año o 15 hm3/mes. Se ha cuantificado y comprobado el efecto de modificar en el programa de optimización el
coste del bombeo, o el coste de la conducción que representa el bombeo de
los pozos, resultando seis subcasos.
Herramientas utilizadas en los cálculos
En el caso 1º, el cálculo de los recursos disponibles, en cada uno de los cinco
ríos, analizados de forma independiente, se ha realizado mediante un libro de cálculo en Excel, compuesto por múltiples hojas (una por año de la serie simulada,
más un conjunto de 19 hojas en las que se introducen datos y se obtienen resultados numéricos y gráficos).
En el caso 2º, los recursos disponibles de los cinco ríos, con los embalses existentes, y tratados como un único sistema de explotación con una única demanda,
se han obtenido utilizando el programa de optimización OPTIGES, sobre el que se
307
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 308
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
ha creado un modelo sencillo de cinco embalses y una demanda. El modelo del sistema de explotación ha sido creado al efecto por la Oficina de Planificación
Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Tajo.
En el caso 3º, los recursos disponibles de los cinco ríos, con los embalses exis-
Figura 1. Grafo del modelo de cálculo.
EMBALSE
PRIORIDAD para guardar
agua en el embalse
COSTE DE LA CONDUCCIÓN
Kst
Jarama
4
0
Lozoya
1
0
Guadalix
3
0
Manzanares
2
0
Guadarrama
1
0
Subterráneo
5
variable de 2 a 8
Tabla 1. Prioridades y coeficientes de ponderación utilizados en la optimización.
308
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 309
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
tentes más los recursos procedentes de los acuíferos, y tratados como un único sistema de explotación, con una única demanda, se han obtenido utilizando el mismo
programa de optimización OPTIGES, sobre el que se ha creado un modelo sencillo
de cinco embalses, el acuífero y una demanda. La potencia de extracción de recursos en un año se ha supuesto de 180 hm3/año, o lo que es lo mismo 15 hm3/mes.
A efectos de poder reflejar la mayor o menor dificultad de disponer del agua sub-
SISTEMA
Volumen
de embalse
Aportación
Recursos
disponibles
Jarama
55
Lozoya
587
Guadalix
41
Manzanares
102
GuadarrramaAulencia
124
158,95
376,10
56,20
94,69
56
300
24
46
0
0
0
0
2,35
12,86
2,75
9,79
93,28
57,77
29,85
32,59
91,19
33
0
6,22
15,65
SUMA
777,13
459
0
33,97
229,14
909
Recursos
Evaporación
subterráneos
Vertido
Tabla 2. Resultados del aprovechamiento independiente de los embalses.
terránea, el programa permite introducir un coeficiente ponderador, que incrementaría el coste de la función objetivo que debe minimizarse. El indicador de ponderación (Kst) del caudal circulante, para cada mes, refleja el coste o la dificultad de dis-
SISTEMA
Volumen
de embalse
Aportación
Recursos
disponibles
Recursos Evaporación Vertido
subterráneos
Sistema
conjunto
recursos
Tabla 3. Resultados del aprovechamiento conjunto de los embalses.
poner del agua que pasa por la conducción ponderada, con un coeficiente distinto
para cada hipótesis variando entre 2 y 8, y se ha supuesto distinta prioridad para
guardar el agua en los embalses (tabla 1).
El programa de optimización puede utilizar períodos de optimización de uno, dos,
309
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 310
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
Kst
Jarama
Lozoya Guadalix Manzanares Guadarrama Recursos Vertido
subterráneos
Evapor.
Recursos
disponibles
totales
2
3
4
5
6
8
135,08
134,49
130,43
135,59
135,96
135,62
324,00
327,19
299,50
303,29
303,50
303,90
25,53
13,99
15,77
14,92
15,08
14,92
750
735
650
635
632
635
47,23
46,05
41,18
41,63
41,27
41,28
76,17
77,26
70,38
70,56
69,02
70,10
74,61
70,06
63,29
66,00
66,79
67,37
91,35
79,86
45,29
17,72
15,42
16,67
70,44
82,74
125,80
121,19
122,02
120,46
Tabla 4. Resultados del aprovechamiento conjunto de embalses y acuífero.
tres ... hasta nueve años. Los cálculos se han hecho de forma homogénea para los
nueve años.
Resultados
Caso 1º.- En primer lugar vamos a presentar los resultados sobre los recursos
disponibles, considerando una demanda con distribución proporcional a la de
Madrid y un embalse con volumen equivalente en cada una de las subcuencas a los
existentes (los recursos disponibles resultantes están obtenidos para el mismo criterio de garantía adoptado en el Plan Hidrológico del Tajo para el abastecimiento)
(tabla 2).
Caso 2º.- Se presentan a continuación los resultados de considerar los embalses
como parte de un sistema de explotación, y una demanda con distribución proporcional a la de Madrid (tabla 3).
Caso 3º.- A continuación, se presentan los resultados, en disponibilidad de recursos, de un sistema de explotación compuesto por el conjunto anterior de embalses
superficiales más los recursos subterráneos del acuífero detrítico, del que se ha
supuesto que podría extraerse un máximo de 15 hm3/mes, pero con una dificultad
o coste variable, representado por un coeficiente de ponderación que facilita o dificulta la extracción, según el caso (tabla 4).
AGUA SUMINISTRADA AL ABASTECIMIENTO
El suministro real en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM)
puede resumirse en los siguientes puntos.
El agua derivada de los embalses en 1991, a través de las redes que gestiona el
Canal de Isabel II (CYII), fue de 590 hm3. La demanda a través de las redes que
gestiona el CYII había pasado de 482 hm3 en 1980 a 442,72 en 1984, y desde
entonces había crecido de forma ininterrumpida.
Con motivo de la sequía, el suministro a través de las redes del CYII descendió
310
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 311
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
Figura 2. Volumen de agua derivada en Madrid y población abastecida (CYII).
Año
Nº
municipios
Población
sin Madrid
Total
abasto
CYII
1980
1981
1982
1983
1984
1985
1986
1987
1988
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
35
47
47
53
53
79
83
86
95
96
110
119
121
133
133
137
142
1.057.811
1.107.127
1.140.372
1.203.893
1.248.128
1.398.384
1.423.321
1.480.956
1.540.393
1.587.638
1.661.913
1.740.714
1.689.563
1.802.023
1.867.899
1.876.146
1.912.194
4.222.700
4.267.102
4.311.113
4.399.042
4.449.418
4.608.245
4.482.484
4.582.453
4.644.224
4.697.099
4.713.000
4.701.202
4.707.000
4.840.000
4.909.000
4.905.880
4.779.044
Volumen
facturado
en hm3
Suministro
hm3
462
482
495
469
442
486
497
514
521
548
560
590
522
475
482
496
490
490
314
328
343
369
365
388
394
423
398
364
368
373
369
Aprov.
particular
agua subt
Población Suministro
CAM
Total
4.686.895
60
585
585
4.780.572
32
40
55
55
55
55
4.947.555
652
620
585
595
5.022.289
595
Nota: El suministro total y el aprovechamiento particular de agua subterránea son estimados. El suministro total es la suma del proporcionado por el CYII, la Mancomunidad del Sorbe, propietarios y concesio-
Tabla 5. Datos significativos de la CAM y de su abastecimiento de agua.
311
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 312
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
hasta 475 hm3, sin duda provocado por una concienciación de los usuarios, al tiempo que incentivado por la CAM a través de las medidas legales adoptadas. La consecuencia es que, en el período de la sequía, se construyeron amparándose en el
art. 52.2 de la Ley de Aguas unos 2.000 pozos. En el momento actual, la demanda
de Madrid, a través de las redes que gestiona el CYII, está estabilizada en poco
menos de 500 hm3, después de que en 1993 se redujera en unos 120 hm3 respecto al valor de 1991. En el último año hidrológico el volumen de agua derivado de
los embalses fue de 490 hm3, similar al de 1987.
Puede comprobarse que la dotación media en 1981, a nivel de CAM era 312
l/hab/día, y de 309 l/hab/día la suministrada por el CYII, mientras en 1991 la dotación resultaba de 361 l/hab/día a nivel de CAM y de 343 l/hab/día la suministrada
por el CYII. Actualmente, las dotaciones con agua superficial en el área CYII están
oscilando entre los 270 y los 280 l/hab/día, que resulta una dotación moderada.
En el mismo período, habían pasado a abastecerse, a través de las redes que
gestiona el CYII, 81 nuevos municipios, que incorporaban más de 600.000 personas. Hoy son más de 142 municipios los que se abastecen de las redes del CYII,
de los 179 de la CAM. Muchos de los nuevos municipios incorporados se venían
abasteciendo con agua subterránea. En unos casos el CYII se hacía cargo de sus
pozos, y les conectaba a las redes generales, como han sido los casos de Móstoles,
Fuenlabrada y Parla en 1980, Boadilla del Monte en 1983, Torrejón de la Calzada
en 1988, Villaviciosa de Odón, Villanueva de la Cañada, Villanueva del Pardillo,
Navalcarnero, Quijorna y Brunete en 1990.
Los últimos estudios sobre utilización del agua subterránea estaban fechados en
1982. Las prognosis de demanda estaban sumando los suministros de agua subterránea de 1982 con la demanda de agua superficial de 1991, sin tener en cuenta
que el crecimiento de la demanda de agua superficial estaba distorsionado por los
cambios de fuente de suministro.
El agua facturada en hm3 está hoy en los mismos niveles que en 1987 y 1988,
50 hm3 por debajo del año de mayor facturación, 1991, en que llegaron a facturarse 423 hm3.
El porcentaje del agua derivada que ha sido facturada ha pasado, de un valor
alrededor del 70% a finales de los 80, a un valor por encima del 75% en la actualidad. Aparte de que puedan existir recursos que antes no se facturaban y ahora sí,
es en ese 5% donde está el ahorro de agua por menores pérdidas en las conducciones.
En pesetas, la facturación del CYII ha pasado de 16.055 millones del año 1987
a 40.857 millones del año 1996, factor que también debe haber influido en el descenso del consumo.
312
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 313
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
COMPARACIÓN DE LA EXPLOTACIÓN REAL Y LA SIMULADA
En los modelos considerados, se ha supuesto que la explotación del agua subterránea, en Madrid, se hace en períodos de sequía, entendiendo por tal la hidrológica.
Por encima de ciertos umbrales se debe suministrar agua desde los embalses.
En la práctica, eso no ocurre así, al existir derechos de uso a los que en condiciones normales no puede imponérseles esa condición y, además, en las actuales circunstancias no les interesa.
Existe en la realidad una explotación anual de unos 55 hm3 de agua subterránea,
habitualmente por grandes usuarios, industrias y urbanizaciones con extensión considerable de zonas verdes, que la mayoría de las veces tienen suministro alternativo a través del sistema general que gestiona el CYII. Esto es entendible, porque
resulta más económica esa extracción que comprar el agua al CYII, cuyo servicio
de suministro incluye en la tarifa los costes de saneamiento y depuración. Ello,
aparte del menor coste de la extracción de aguas subterráneas que el suministro a
través de las redes del CYII.
En consecuencia, se produce un volumen adicional de vertido por los aliviaderos
de los embalses, en épocas de abundancia o normalidad hidrológica, debido a que
la demanda de agua subterránea, no sólo está incentivada por ese menor coste
económico, si no que se incentivó por la CAM durante la última sequía para regar
jardines, lo que provocó una fiebre de construir pozos, haciendo que se construyeran, al amparo del art. 52.2 de la Ley de Aguas, al menos unos 2.000.
También se quiere resaltar que, analizando la explotación simulada, se observa
que durante ésta se pasa por situaciones en que los embalses están casi vacíos,
aunque no falla la satisfacción de las demandas.
CONCLUSIONES Y PROPUESTAS
No existen comunidades de usuarios de agua subterránea en el acuífero de
Madrid, y no existe, hasta el momento, movimiento alguno para constituirlas.
Están comprometidos unos 34 hm3 mediante títulos legales, más los derechos ex
lege al amparo del art. 52.2 de la Ley de Aguas.
Se ha estimado que se están extrayendo unos 55 hm3/año de agua subterránea,
además de lo que en períodos de sequía extrae el CYII (33 hm3 en 1992 y 48 hm3
en 1993).
313
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 314
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
Por diversas causas, no existe hasta el momento un control exhaustivo de las
extracciones, por lo que todos los datos sobre volúmenes extraídos están basados
en estimaciones, apoyadas en extrapolaciones, en base a muestras más o menos
bien seleccionadas, y contrastadas con modelos de flujo del agua subterránea.
Factores como una mayor racionalidad en el uso del agua, fomentada por las
campañas de concienciación realizadas con motivo de la sequía, y el menor coste
para el usuario privado que tiene doble fuente de suministro, a través del CYII y de
pozos, promocionan extraer agua subterránea.
Una posible explicación de que el agua subterránea resulte más económica,
como ya se ha apuntado, está en que dicha economía se hace a costa de trasladar
ciertas externalidades a los restantes usuarios del sistema. Por ejemplo, el usuario
con pozo propio vierte a la red de saneamiento sus retornos, junto con los de los
usuarios servidos desde los sistemas generales, que pagan en su tarifa el saneamiento y la depuración de esos vertidos. También, en caso de escasez, el coste
sería para él menor, ya que paga su déficit más barato que los restantes usuarios,
al tomar solamente la cantidad que le falta, mientras los que sólo disponen de agua
a través de sistemas generales deben pagar una tarifa que crece con el consumo.
Si se comprobara lo anterior, y resultara ser esta causa la de más peso entre las
que justifican el descenso de consumo, se estaría ante el riesgo de una sobreexplotación del acuífero, que podría estar enmascarada por la situación hidrológica
más favorable del momento actual.
Como comentario al respecto, es preciso resaltar lo poco que habría costado
incentivar el uso del agua superficial, para esos usuarios, que disponen de doble
fuente de suministro, si se tiene en cuenta que los embalses del abastecimiento de
Madrid han vertido 507,7 hm3 en 1996/97, 375,68 hm3 en 1995/96, y en lo que va
de año hidrológico hasta marzo iban vertidos 414,1 hm3, de un total de aportación
hasta ese mismo mes de 768,21 hm3.
Si los usuarios de aguas subterráneas hubieran hecho un mayor uso del agua
superficial, se habría reducido el riesgo de vertidos, o se habrían aminorado sus
efectos, al encontrarse los embalses superficiales más vacíos en el momento de
comenzar los períodos de grandes precipitaciones.
Puede observarse cómo podemos encontrarnos ante un caso en que la seguridad de un sistema ante una sequía se relaciona directamente con el riesgo ante
inundaciones. La mayor explotación de las aguas superficiales en períodos de
abundancia, dejando descansar los acuí-feros, redunda en una mayor seguridad en
períodos de sequía y, al mismo tiempo, en períodos de inundaciones.
La prevención del riesgo podría conseguirse mediante medidas legislativas,
314
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 315
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
medidas administrativas y de gestión, y mediante la disponibilidad de nuevas
infraestructuras de regulación. La idoneidad de unas y otras depende de cómo crezca la demanda y del nivel de demanda. Todas las soluciones tienen costes importantes.
El comportamiento y recuperación del acuífero es, en general, bastante bueno.
Pero en las zonas donde, una vez superada la sequía, se sigue extrayendo agua,
no sólo no se recupera, sino que incluso sigue descendiendo (zonas de Pozuelo y
Móstoles) el nivel piezométrico, lo que podría implicar riesgo de sobreexplotación.
El Plan Hidrológico del Tajo crea un perímetro, en el cual se reserva el agua libre,
en el marco de la ley y de los derechos de propiedad para usos urbanos, y se propone un mayor control y seguimiento de las extracciones, se protegen las aguas
libres de los estratos por debajo de los 200 metros de profundidad mediante la figura de la reserva, para asignar a los sistemas generales de abastecimiento cuando
los usuarios tienen recursos alternativos.
Se estima que, mediante la figura de la Comunidad de Usuarios y un régimen
económico apropiado, debería incentivarse que:
1. Los particulares recibieran agua del sistema general en épocas de abundancia, siempre que los embalses se encontraran por encima de un cierto nivel
a precisar, y al precio que para ellos tiene el agua subterránea, por supuesto incluyendo el coste de saneamiento y depuración, cuando proceda.
2. Por debajo de esos niveles pudieran extraer agua, e incluso introducirla en la
red, en las condiciones que previamente se acordaran y mediante las modificaciones que procedieran de sus infraestructuras.
Para llegar a una forma más racional de utilización, el Plan ha creado, como decíamos, un perímetro dentro del cual se reservan todas las aguas libres por debajo
de los 200 metros de profundidad para usos urbanos, y se introducen unas normas
para su mejor conocimiento, administración y gestión.
COMENTARIO FINAL
La existencia de agua embalsada es un índice de seguridad, pero no es suficiente para poder afirmar que un sistema es robusto. La robustez podría definirse
como la capacidad de un sistema para superar las sequías más extremas. Existen
muchos ejemplos al respecto: el caso del abastecimiento de Madrid durante la
década de los 60, en que debido al gran crecimiento de la demanda se produjo un
déficit de agua regulada garantizada, y dio lugar a que, incluso en un período de
precipitaciones abundantes, el efecto de una pequeña sequía meteo-rológica provocara una importante sequía hidrológica, que obligó a imponer restricciones de
agua en Madrid.
315
AGUAS ok.qxd
10/04/01
11:42
Página 316
Aguas subterráneas y abastecimiento urbano. ITGE
BIBLIOGRAFÍA
CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL TAJO. (1997). Plan Hidrológico del Tajo.
CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL TAJO. (1993). Directrices del Plan Hidrológico del
Tajo.
OFICINA DE PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA DE LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA
DEL TAJO. (1994). Informe sobre las posibilidades de satisfacer la demanda hídrica en el
abastecimiento de Madrid dentro del Macrosistema del Tajo, en la actualidad, a corto, a
medio y a largo plazo.
FLORES MONTOYA, F.J. (1997). El uso conjunto aguas superficiales-subterraneas en el abastecimiento de Madrid: presente y futuro. Jornadas sobre aprovechamiento conjunto.
Valencia, junio 1997.
SERVICIO GEOLÓGICO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE OBRAS HIDRÁULICAS. MOPTMA. (1996). Evaluación de usos de agua subterránea y realización de un modelo de flujo del
acuífero detrítico de Madrid.
CYII. YACU.S.L. (1997). Desarrollo de un modelo de flujo del acuífero detrítico explotado por el
Canal de Isabel II.
ANDREU, J. U.P.V. Aquatool. Sistema soporte de decisión para la planificación de recursos hídricos. Manual de usuario.
ANDREU. J. U.P.V. Modelo OPTIGES de optimización de la gestión de esquemas de recursos
hídricos. Manual de usuario.
LÓPEZ-CAMACHO Y CAMACHO, B. (1974). Análisis económico de las posibilidades de las
aguas subterráneas en las proximidades de Madrid. ROP. Pp. 705-717.
LÓPEZ-CAMACHO Y CAMACHO, B. Aspectos económicos del aprovechamiento de las aguas
superficiales y subterráneas en la provincia de Madrid.
LÓPEZ-CAMACHO Y CAMACHO, B., VALERA SÁCHEZ, M. (1988). Utilización conjunta de
aguas superficiales y subterráneas en la provincia de Madrid. BIE. MOPU nº 48.
SÁNCHEZ GONZÁLEZ, A. (1986). Criterios para la evaluación del agua en Madrid. Jornadas
sobre la explotación de aguas subterráneas en la Comunidad de Madrid.
SÁNCHEZ GONZÁLEZ, A., VARELA SÁNCHEZ, M. El acuífero detrítico de Madrid y la conducción del río Alberche, elementos análogos para el sistema de abastecimiento del Canal de
Isabel II.
HERNÁNDEZ GARCÍA, Mª., LLAMAS MADURGA, M.R. (1995). Contribución al conocimiento de
las sequías en Madrid. Ingeniería del Agua.Vol. 2.
MARTÍN GONZÁLEZ, F. (1995). El uso de las aguas subterráneas por el Canal de Isabel II, en
316
Was this manual useful for you? yes no
Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Download PDF

advertising