ANALISIS DE REVIST AS

ANALISIS DE REVIST AS
ANALISIS DE REVIST AS
SEMIOLOGIA
METODOS OBJETIVOS PARA DETERMINAR LA VELOCIDAD CIRCULATORIA Y SUS RESULTADOS (FLUORESCENIA Y ACETILE(Ob.íetive methods to determine the speed of blood flow and their
results (fluorescein and acetylene), K. Lange y L. J. Boyd. "Am. J.
NO),
1943, 206, 438.
Med. Sc.",
velocidad circulatoria inyectando rápidamente
5
5 % con 5 % de bicarbonato de sodio
c.c. de una solución de fluoresceina al
en la vena antecubital y observando su aparición en los labios mediante una
Los
la
determirtan
autores
luz especial ultravioleta.
En 212 adultos normales los valores oscilaron entre 15 y 20 segundos.
EI valor aumentaba con la edad, en la insuficíencia cardiaca congestiva y en el
hipotiroídismo,
disminuia
con
el
eâuerzo,
la
anemia,
la
fiebre
y
el
hiperti-
roidismo.
EI método puede
utilizado para determinar la velocidad circulatoria
a
diferentes partes del cuerpo (conjuntivas, labios. recto y pierna).
Los valores fueron proporcionales a los obtenidos con la inhalación de
acetileno que permite precisar el tiempo que transcurre hasta que toda la sangre
haya pas ado al menos una vez a través del circuito pu1monar. Con este método, la velocidad circulatoria en 24 normales era de 2Vz a 3 Vz minutos, en
1a
ser
tirotoxicosis disminuia
elevaba
a
6 minutos.
---
1 Vz
ó
2
minutos
J. González Videla.
a
y
en la insuficiencía
cardiaca
se
SITUACION DEL CHOQUE DE LA PUNTA EN LOS AGRANDAMIENTOS DEL \/ENTRICULO DERECHO Y DEL VENTRICULO IZQUIERDO, N. Krañasky. "Medicina", 1943, 3, 316.
Se ha
el estudio analitico comparativo de la sítuación del choquc
observaciones de estenosis mitral. como representativa de los
pracÙado
de la punta en 25
agrandamientos del ventriculo derecho, y 25 de insuficiencia aórtica y 25 de
hipertensión arterial, como representativas de agrandamientos del ventrículo izquierdo, pudiendo concluir que:
contra de 10 que se lee en la mayor parte de los tratados. el choque
de la punta se dirige más bien hacia abajo y no (esquemáticamente) hacil afuera.
en los agrandamientos del ventriculo derecho; y en los agrandamientos ventricu-
I. En
lares izquierdos,
también en contra de la concepción clásica,
el
desp1azamiento
del choque de al punta se hace hacia afuera y no hacia abajo.
2. Para un mismo grado de agrandamiento cardiaco, la punta tiende
más descendida en la estent>sis mitral
a
estar
(tomada como entidad representativa de
agrandamiento ventricular derecho).
3. Si bien 10 admitimos como probable. no podemos en cambio afirmar
que el desplazamiento hacia abajo del choque de la punta en el agrandamiento
ventricular derecho se acompañe de un men or alejamiento del borde izquierdo;
que en los estados que llevan al agrandamiento ventricular izquierdo, el choque
de la punta más elevado corresponda a una mayor separación de h linea media.
o
AWor.
-
322
-
ANÁUSIS DE REV 1ST AS
P A TOLOGIA
DIAGNOSTICO CLINICO DE LOS ANEURISMAS PARlE TALES DEL
CORAZON, A. Marques. "Prensa Méd. Argentina", 1943. 30. 989.
EI autor relata y comenta un caso de aneurisma del ventriculo izquierdo.
en un hombre de 52 años de edad, habiendo sobrevivido cerca de año y medio
fallecido en estado de asistolia. EI infarto de miocardio que precedió al aneurisma cardiaco, se manifestó por una crisis tipica y suministró trazados eléctricos
y
característicos.
La autopsia confirmó completamente
el
diagnóstico clínico
que
estaba ba~ado especialmente en las imágenes ndiológicas y en la sintomatologia,
<ista de particular abundancia. Para orientar los diagnósticos de los
A.P.C..
el
tener en idéntica cuenta los elementos c!inicos. anamnésicos, rad'oJógicos y eléctricos. Recuerda los caws en que el diagnóstico es difíci!
o
imposible de ser hecho en vida (aneurisma del septo, etc.) y aquellas diversas
autor
cree
necesario
~ventualidades en que la sintomatologia
facilidad el problema clinico.
es
abundlnte
y
permite
resolver
con
Cree de gran importancia en la génesis de los A.P.C., el esfuerzo fisico,
representado generalmente por no observarse reposo absoluto y prolongado en
10s dias que siguen a la crisis del infarto. Esto se comprobó bien claramente
(el enfermo tocaba un instrumento de viento
e
hizo tratamiento en las enfermerias del Hospital). EI artículo está ilustrado
con radiografías, trazados elétcricos y fotografias de la pieza anatómica y del
paciente en posición genupectoral. EI presente estudio, realízado sobre un caso
~n el caso que motivó eI trabajo
diagnosticado en vida y confirmado por la autopsia es, probabIemente, el prímero
~n su género publicado en el Brasil.
Autor.
-
PERICARDITIS CRONIC A CONSTRICTIV A; ESTUDlO DE LA EVOLUCION DE 37 CASOS, (Chronic constrictive pericarditis; a follow-up
stUdy of 37 cases),
M. B. Harrison
y
P. D. White. "Ann. Int. Med.",
1942, 17, 790.
Los 37
28
casos
fueran estudiados en
eI
.' Ma~sachusetts
General
Hospital";
de ellos
fueron operados.
La edad de los enfermos variaba entre 10 y 59 años; 25 eran varones
12 mujeres. En ninguno de los casos se demostró
y
que la fiebre reumática
jugara algún papel etiológico; 5 eran tuberculosos y en 29 de los enfermos
el origen de la pericarditis era dudoso 0 desconocido.
Más de la mitad de los casos mostraba agrandamiento cardiaco y eI 43 por
ciento tenia calcificación del pericardio. El 60 par ciento tenia un ritmo normal; el 40 por ciento tenía fibrilación auricular 0 aleteo (éste en un caso).
La fibrílación auricular se observó especialmente cuando el corazón estaba agrandado
cuando coexistía
y
Última)
la
calcificación
(3
veces
más
frecuente
sin
que
ésta
.
De los 28 opera dos, 14 curaron clínicamer:te. 3 mejoraron mucho, 5 murieron dentro de la primera semana de la operación. Otros murieron en un plazo
más largo (al mes, de pancreatit.is aguda; al año. de septicemia; a los 2 años
de bronconeumonia;
a
los 7 años de embolia arterial;
ete.).
-
M.
Joselevich.
-
323
ANALISIS DE REV 1ST AS
ESTENOSIS TRICUSPIDEA: INCIDENCIA
stenosis: incidence and diagnostic),
72, 1 04,
Y
DIAGNOSTlCO, (Tricuspid
C. F. Garvin. "Arch. Int. Med'.. 1943.
Entre 119 pacientes consecutivos fallecidos a raiz de una cardiopatia reumática y que fueron examinados postmortem. 43 (36.1 0/0) presentaban una
lesión de la válvula tricúspide que en 13 (10.9 0/0) llegaba a ser una estrechez
definida.
Ei análisis de 10s 13 casos no reveló ningún nuevo sintoma 0 signo de
utilidad diagnóstica, pero permitió recalcar Ia importancia de una insuficiencia
tricuspidea orgánica crónica como una indicación de que Ia estenosis es probable.
pues en los siete casos de insuficiencia tricuspidea orgánica incluídos en esta
serie habia concomitantemente una estenosis de mayor 0
menor grado.
-
J. Gonzá/ez Vide/a.
ESTRECHEZ MITRAL FUNCIONAL, (Functional mitral stenosis), M. Robin ow y H.
T. Harper. "Ann. Int. Med.", 1942, 17, 823.
En cuatro personas afectadas de una glomerulonefritis aguda, se comprobó.
la presencia de un soplo diastólico en las inmediaciones del latido apexiano.
Ese soplo desapareció al mejorar la condición de los enfermos, cuando disminuyó la presión arterial y se redujo la dilatación cardiaca.
Los
estrechez
aurores
atribuyen
funcionalde
101
esos
fenómenos
transitorios
auscultatorios
a
una
mitral. cuyo mecanismo de producción dependeria de
la dilatación aguda de las cavidades cardiacas situadas en am bas vertientes de la
válvula (auricula y ventriculo izquierdos). AI producirse esa dilatación, el ori-
ficio
mitral permaneceria
sin
que tendria por consecuencia que
resultara relativamente estrecho para las cavidades cardiacas dilatadas.
M. Joselevich.
cambios.
10
-
ANGINA DE PECHO EN EL MIXEDEMA, (Anginal Pain in Myxcedema),
A. A. Fitzgerald Peel. "Brit. Heart J.",
1943, 5, 89.
frecuentemente cuando hay una afección
cardiaca independiente y ocasionalmente con un corazón mixedematoso no complicado. En el primer caso la angina puede mejorar. agravarse 0 permanecer inmodificada con el tratamiento. En muchos pacientes hay una dosis de tiroides
La angina de pecho
se
presenta
óptima, que puede mejorar el síndrome pero más allá de la cual eI paciente
empeora. Cuando un paciente con mixedema y cardiopatía independiente desarrolla un fuerte dolor precordial durante la terapéutica por tiroidea, debe 50Specharse un infarto de miocardio, y la droga de be reducirse al máximo 0 suprimirse. En la convalescencia si no aumenta el dolor se la puede volver a dar.
Un dolor con stante, agravado por el esfuerzo y asociado con ataques de
puede presentarse en casos de mixedema ligero
tuándoselo como corazones mixedematosos abortlVos de
colapso,
0
sub-clinico,
Zondek.
concep-
Mejora con
tiroides, pero si no se Ie reconoce y trata a tiempo, puede desarrollar angina
de pecho de esfuerzo y mixedema clásicos. La angina de pecho de esfuerzo ne.
contra indica la terapéutica tiroidea en eI mixedema, sólo obliga a extremar los
324
-
ANALISIS DE REVIST AS
cuidados y
si
una
dosis
la
empeoró
situación,
dosis
menores
del tratamiento después de un intervalo, pueden ser beneficiosas.
0
la
repetición
B. Moia.
-
TIROTOXICOSIS COMO CAUSA UNICA DE INSUFICIENCIA CA.RDIACA, (Thyrotoxicosis as the sole cause of heart failure), W. B. Likoff
A. Levine. "Am. J. Med. Sc.", 1943, 206, 425.
S.
y
De 409 sujetos con tirotoxicosis en los que se practicara una tiroidectomía
subtotal, 331 no presentaban otra afección cardíaca. Los 78 restantes comprendían
12
45
con
cardiopatía
20
con valvulopatías reumáticas,
con insuficiencia aórtica luética.
hipertensiva,
trombosis coronaria y uno
EI 50% de estos 78 casos presentaba insuficiencia cardíaca congestiva, mientras que la padecían solamente 21 (6.3 0/0) de los 331 casos sin otra forma
adicional. de cardiopatía. Estos 21 casos prueban indiscutiblemente que la tirotoxicosis puede ocasionar insufíciencia cardíaca, aún cuando la presíón arterial.
las arterias coronarias y las vál vulas sean normales, hecho de extraordinaria
con
angor
ímportancia si
0
se
tiene en
que en
cuenta
caso
ese
la
cardiopatía
curable
es
0
reversible.
La
incidencia
de
insuficiencia
cardíaca
congesti va
mayor en el sexo
estado tirotóxico databa
era
femenino, en los sujetos de avanzada edad, cuando el
de tiempo atrás y cuando existía fibrilación auricular.
Se recalca ]a gran similitud de síntomas y sign os en la estenosis mitral
y en la tirotoxicosis que puede llevar a diagnósticos erróneos, pues hasta la
dilatación de aurícula izquierda
encontrada en la última condición.
Por último, se señala que en los 99 casos con compromiso cardiaco no'
hubo mortalidad quirúrgica al practicarse la tiroidectomía subtotal.
J. Gones
-
zález Videla.
ELECTROCARDlOGRAFlA
LOS EFECTOS DEL POT ASIO SOBRE LA INVERSION DE LA ONDA
T EN LOS INFARTOS DE MIOCARDIO Y LA PREPONDERANCIA
VENTRICUL.AR, (Potassium Effects en the T Wawe Inversión In
Myocardial Infarction and Preponderance of a Ventricle), E. P. SharpeySchafer. "Brit. Heart J.", 1943, 5, 80.
administró 15 20 gs. de una mezcla de cloruro de potasio y citrato
de potasio (áá) en 250 c.c. de agua. por boca 0 sonda gástrica. obteniendo
2 y Yz horas después. En los infartos de miocardio
los E.C.G. 1-1 y !"z y 2
Se
en la sobrecarga tornó positiva b l' invertida.
acentuó la inversión de
Se
-
-
T.
sugiere que en
la sobrecarga.
no
modificaciones del segmento SoT.
se
-
trata
de
una
real
inversión de T
sino
de
B. Moia.
EFECTOS DEL POTASIO SOBRE EL ELECTROCARDIOGRAMA DE LA
INSUFICIENCIA TIROIDEA,
(Potassium Effects on
Thyroid Deficiency). E. P.
1943, 5, 85.
gram
of
Sharpey.Schaffer.
the
Electrocardio-
Brit.
Heart J,",
-
325,
,
lI.NALISIS DE REVISTlI.S
Con un procedimiento similar se observó que en los casos de insuficiencia
tiroidea con T aplanada 0 in vertida, el potasio la endereza y aumenta su voltaje,
como sucede en la sobrecarga ventricular. Aunque todavía no se han investigado
los efectos del potasio en derrames pericárdícos, esta acción en el mixedema no
parece obedecer a modificaciones de esa indole.
B. M oia.
-
P ARO
CARDIACO POR LA ACCION DEL POT ASIO,
(Çardiac arrest by
the action of potassium), C. A. Finch y J. F. Marchand. "Am. J. Med.
Sc.", 1943, 206, 507.
Relatan
diagnóstico
dos
casos
mortales
intoxicación
por
hiio por comparación
se
de
los
con
en los que el
los descriptos en
potasio
hallazgos
con
la intoxicación experimental.
En cada uno
de
los
casos
existió:
uremia aguda con oliguria,
de bradicardia sin sintomas de insufieiencia eardiaea
driplejia
flácída
súbitamente
ascendente,
0
alteraciones
epísodios
eambios tensionales, euaelectrocardiográficas inclu-
yendo ondas T
irre-
gularidades
a
elevadas, ausencia de onda p, bloqueo intraventricular e
terminales del ritmo y paro del corazón en diástole previo
detención de la respiración.
la
J. González Videla.
-
CRITERIO ELECTROCARDIOGRAFICO DE HIPERTROFIA VENTRICULAR IZQUIERDA. FACTORES QUE DE TERM IN AN LA EVOLUCION DE LOS CUADROS ELECTROCARDIOGRAFICOS EN LA
HIPERTROFIA Y EN EL BLOQUEO DE RAMA, (Electrocardiographic
criteria of left ventricular hypertrophy. Factors determining the evolution
of the electrocardiographic patterns in hypertrophy and bundle branch
block), R.
72, 196.
Gubner
EI materíal para
con desviaeión
jetos
y
H.
E.
Ungerleider.
"Arch.
lnt.
Med.",
este estudio comprendió tres grupos de sujetos:
a
la
izquierda
euya
presión
arterial
era
1943,
I) 400
siempre
su-
inferior
140 mm. de Mx. y 90 mm. de Mn. y en los cuales no existia afección cardiaca, 2) 380 hípertensos con desviacíón a la izquierda y presíón arterial síempre por encima de 140 mm. de Mx. y 90 mm. de Mn.. y 3) 100 sujetos
con marcada cardiopatia hipertensiva y desviación a la izquierda. en los cuales
puede presumirse una hípertrofia ventricular izquierda.
Cuando la suma de Rl y S3 excedía 2.5 mílivoltios la hípertrofía
existía casí con segurídad y cuando la suma excedía 2.2 la hipertrofia era
a
probable.
EI aumento
de
la
del voltaje del
QRS fué conservado como uno
de los cambios
ízquierda. .no así los cambíos del segmenta ST y de la onda T que aparecían más tardíamente.
La depresíón del segmento ST en L aún cuando importe sólo 0.5 mm"
de be ser consíderada como sugestiva de hipertrofia ventricular izquierda. puesto
que no se la observó en ninguno de los sujetos normales.
EI aplanamiento de la onda T 1 por debajo de I
0
mayores grados
precoces
hipertrofía
ventricular
mm.
de anomalidad
también caracteristicos.
En el grupo de 100 sujetos con avanzada cardiopatía hipertensiva. la com-
326
-
son
ANÁUSIS DE REVISTAS
paración de
los
hallazgos electrocardiográficos
radiológiCü~
y
demostró
e.c.g. es de gran valor para descubrir la hipertrofía ventricular
seyendo mayor sensíbilidad que el examen radíológico.
La desviación
electrocardiográfico
a
de
la izquierda no parece
el
que
izquierda, po-
una parte esencial del cuadro
ventricular izquierda, pues a menudo es ex-
hipertrofia
ser
presión de un corazón horizontalizado.
El alto voltaje del QRS es significativo de hipertrofia ventricular izquierda
sólo en presencia de una desviación hacia la izquierda.
Las alteraciones del
segmento
ST
y
de
la onda T
parecen
ser
debidas
a
una jsquemia relatíva de las capas más profundas del ventriculo izquierdo, ocasionada por el aumento del trabajo cardiaco sin aumento paralelo del aporte
coronario.
J. Gonzá/ez Vide/a.
-
ESTUDIO ELECTROCARDIOGRAFICO DE 30 HERIDAS DEL CORAZON
Y DEL PERICARDIO,
L. Hervé y A. Forero Saravia. "Medicina", 1943,
3, 387.
Se estudian
27 casos de herida del corazón
y
3
casos
de herida del peri-
cardio sin compromiso cardíaco, desde el punto de vista c1ínico, anátomopatológico y electrocardiográfico, con el objeto de interpretar las anomalías que presentan los electrocardiogramas. Durante los primeros 15 días que siguen a la
intervención quirÚrgica, las heridas del corazón y del pericardio presentan alteraciones electrocardiográfícas iguales alas descriptas en las pericarditis agudas.
y se deben al hemopericardio 0 a la pericard;tis que existe siempre en estos casos.
Cuando ha pasado el proceso inflamatorio del pericardio, apar"en signos que
pueden interpretarse como dependientes de la lesión miocárdica: inversiones de
T
T 2 Y T
T
en las heridas del ventriculo izquierdo, e inversiones de T
4'
2'
3'
l'
v
a
veces T 4' en las heridas del ventrículo derecho. La localízación precoz de
las heridas cardíacas sólo es posible cuando no hay compromiso pericardíaco
o
cuando se han producido lesiones del haz de His (bloqueos intraventrículares).
10 cual es
raro. Las heridas del ventrículo izquierdo provocan signos de localízación con mayor frecuencia y en forma más acentuada y duradera que las
heridas del ventrículo derecho. Las heridas auriculares originan frecuentemente
anomalías pasajeras de la onda p, las cuales acompañan a los signos de pericarditis en el complejo ventricular. La poca segurídad que existe para localizar
la
lesíón
miocárdica
discrepancia
entre
los
exactamente
de
datos
el
durante
c1ínicos
y
acto
las
operatorio
anomalías
puede
ser
causa
electrocardiográficas.
EI electrocardiograma no tiene valor pronóstico en las heridas del corazón
oericardío.
Autor.
y
del
-
LA DERI\l ACION PRECORDIAL CR. EN EL INFARTO CARDIACO,
(Chest Lead CR7 in Cardiac Infarction), W. Evans y A. Hunter. "Brit.
Heart J.",
caloca en la Jínea axilar
a
nivel del ángulo inferior de la escápula. En los normales aun can
negativa, la T en e~ta derivación fué siempre positiva. En 32 casos de
En
posterior
TIll
1943, 5, 73.
esta nueva derivacíón el electrodo
explorador
se
-
327
ANALISIS DE REVIST AS
infartos posteriores con TIll invertida y
invertida en 30 y plana en 2,
TII
la T en CR7. fué normal sólo en
un caso de infarto con 2 años de evolución,
pero sólo en 7 los cambios fueron mayores en esta derivación que en DI!. En
12 casos de infarto
anterior con TI y TIVR invertidas. la T en esta derivación
apareció invertida en 9 casas. En la hipertensión arterial si TI es
negativa y
T7 positiva. no hay infarto;
si T
en CR4 es negativa y de mayor voltaje que
invertida de CR7. 10 probable es un infarto; si en cambío la inversión
la T
predomina en CR7. 10 probable es que sea exclusivamente por hipertensión.
En la estenosis e insuficiencia aórtica, los resultados son similares a 105"
de la hipertensión crónica. En casos de
cardiopatía congénita 0 enfisema' con
TII y TIll negativa, la T 7 fué positiva. En las pericarditis cuando TII y TIll
fué negativa la T 7 apareció positiva
cuando la TI era positiva. y negativa
cuando la TI era negativa. Se destaca finalmente la utilidad de esta detivación
que fué ideada pensando que podria suministrar mayores datos en los infartos
posteriores.
B. M oia.
-
EL ELECTROCARDIOGRAMA EN LA TORA'COPLASTIA,
A. Delle Vedove y J. C. Barberis. "Rev. Méd. de Rosario", 1942, 32, 1096.
De los 17 electrocardiogramas que correspondieron a 17 tiempos de
toracoplastias en 8 pacientes. 14
fueron derechas y 3 izquierdas; en ningún caso
hubo desviación del eje e1éctrico. De los 14 electrocardiogram~s por toracoplastía.
derecha, la onda T en II
D, se hizò isoeléctrica en 3 y se negativizó en 3.
En III D, la onda T se hizo isoe1éctrica en 2 y se negativizó en 7; en todos.
los casos previos a la operación e1 complejo T era positivo; hubo un
aumento
de ]a negatividad en 3. que existía
previamente. En dos trazados e1 comp]ejo
P en
de positivo se
de
III D.
vuelve negativo. Hubo un caso
flutter auricular
aparecido a los dos dias que curó en dos dias sin tratamiento.
De los 3 electrocardiogramas por toracoplastia izquierda, la onda T en
II D, di,minuyó de. voltaje en 2 y se hizo isoeléctrica en uno formando el seg-
mento S. T una linea ascendente recta. En IIID, en 3 casos,
ligero aumento de la negatividad de T que existía previamente,
se
-
apreció
un
Autores.
BLOQUEO CARD/ACO CONGENITO. UN ESTUD/O DE DOS CASOS
EN ADULTOS SAN OS, (Congenital heart block. A study of two cas~s
in healthy adults). Th. C. Jaleski y E.
T. Morrison. "Am, J. Med. Sc.",
1943, 206, 449.
Re1atan
tal
dos casos de bloqueo
ir.terventricular.
En un
caso
a-v total congénito y probable defecto sepno existió nunca sintomatologia, en el otro
existen
ocasionalmente ataques sincopales, pero la paciente ha tenido dos embarazos normales sin traHorno cardíaco alguno.
J. González Videla.
-
ANGINA DE PECHO
Y
CORONARIAS
ANGINA DE PECHO SIFlUTICA,
y
(Syphilitic Angina Pectoris).
E. Bedford. "Brit. Heart J,", 1943. 5, 107.
Se
328
--
describen
103
pacientes
sifiliticos
(adquiridos)
,
con
E. Jones
manifestaciones.
ANALISIS DE REVISTAS
anginosas.
ínfección
80 hombres
hasta
la
23
y
aparíción
mujeres
en 96. Incidencia máxima entre
dínica; 59 dílatacíón aórtica;
26 hipertensión arterial.
10s
de
sintomas:
40- 5 O.
83
En 57
de
(3.5: 1). El
24
período medio desde la
años ;
Wasserman positiva
años. 67 presentaron insuficiencia aórtica
agrandamiento
94
los
ClSOS
cardíaco
(aún
examinados
el
moderado);
E.C.G.
fué
anormal.
76 presentaron angina de pecho de esfuerzo. demorando a veces el dolor
algún tiempo en atenuarse deéPués de detenerse el sujeto: 64 tenian dolons
aparte del esfuerzo. Los ataques nocturnos fueron comunes aun en au~encia de
disnea paroxismal;
eran prolongados pero mejorados por los nitritos. En 13 se
presentaron ataques anginosos paradisneicos (dolor y disnea simultáneos). en 9
estado anginoso sifilitico y en 10 trombosis corona ria. no sifilítica.
En 12
hizo r:ecropsia, que demostró estenosis coronaria cn 10
e
insuficienc:a aórtica en todos. "Los halbzgos pato16gicos esenciales en la
angina de pecho sifilítica son. por 10 tanto, inwficiencia aórtica y obstrucción
de los ostias coronarios, 0 ambos conjuntamente,. combinados con aortitis. EI
casos
se
ateroma
coronario puede asociarse a la aortit:s sifilitica. aunque raramente es
severo cuando hay obstrucción ostial". No hay evidencias patológicas de que
]a aortitis sifiJitica no complicada pueda originar angina de pecho.
Ni la porlongación del dolor después de cesado el ejercicio ni los ataques
r:octurnos. son caracteristica de la angina de pecho sifilitica. Los ataques se
deben a la iéquemia miocárdica difusa. y no a la dilataCÎón aórtica. Sin embargo,
los ataques nocturnos pueden ser favorecidos por la elevación diafragmát:ca que
faci!itaria
la
aparición
de
un
dolor
por presión
de
una
aorta
notablemente
diJatada.
De 10s 103 casos murieron 37, 2 I se perdieron de vista y 45 viven. EI
término medio de sobrevida fué 3.9 años. 25 sobrevivieron más de 5 años y
5 más de 10 años. Como se vé, cn estos
ca'os el pronóstico no es tan grave
<omo en las estadisticas de otros autores.
B, !vI oia.
-
EL TAMkvO CARDlACO Y LOS HALLAZGOS PULMONARES DURANTE LA TROlvIBOSIS CORONARIA AGUDA, (The heart size and
pulmonary findings during acute coronary thrombosis),
W. C. Miller. "Am. ], MMed. Sc.", 1943, 206, 353.
E.
Masie
y
16 pacientes porradores de un infarto agudo de miocardio obtienen
una teleradiografía entre las 12 y 60 horas del accidente oc1usivo. repitiéndola
a
los 3. 5. 12. 28. 90 y 180 días, Cada placa radiográfica fué obtenida con
el pacíente en posición sentada y respirando superficial mente. Establecióse en
En
cada caso la re1ación cardiotorácica, decidiéndose no valorar los cambios inferiores a 1 em. ~n el diámetro transverso del corazón por considerarlos inc!uidos
dentro de! limite de! error.
En 8 pacientes eJ corazón estaba inicia]mente agrandado, en 5 d2ntro d~
limites máximos normales y en 3 era decid:damente de tamaño normal.
Doce pacientes mostraron un suave obscurecimiento. en la región hiliar y
en una 0 ambas bases pu]monares. La congestión pulmonar llegó a su grado
máximo en la primera semana y tendió a disminuir 0 a desaparecer en Ia segunda semana.
-
329
ANALISIS DE REVISTAS
EI estudio compatativo de la serie de
radiografias obtenidas en cada caso
no demostró n:nguna alteracién significativa en el tamaño 0
forma de ]a si]ueta
cardiaca. En cuatro pacientes se
comprobó sola mente en una placa diámetros
cardíacos ligeramente aumentados en relacíón
pero en otros cultro casos el diámetro sufria
]os otros de su
a
zález F idela.
respectíva seríe.
una ligera reducción.
-
J. Gon-
UN CASO DE INFARTO DE MIOCARDIO ENMASCARADO POR
BLOQUEO DE RAM A PERO REVELADO POR EXTRAS/STOLES
VENTRICULARES OCASIONALES, (A case of myocardial infarction masked
by bundle branch block but revealed by occasional
prematÚre ventricular
beats), \V. Dressler. "Am. J. Med. Se.",
]943,206,361.
Relata el caso de un paciente que hace súbitamente el cuadro clinico de
una
trombos:s coronaria y cuyo
e.e.g. revela un bloqueo de rama izquierda pero
ninguna alteración que sugiriera un infarto de miocardio. Un
nuevo trazado
regístrado a los pocos días muestra en la
II] derivación dos compIejos anticipados, aparentemente de origen ventricular, no precedidos de onda P y
seguidos
de
pausa
compensadora.
]os complejos de origen
Su
configuración
absolutamente distinta a la de
s:nusal. pero no habitual para extrasito]es de origen
ventricular: ancha y prcfunda onda Q. onda R del mismo
tamaño, segmento ST
elevado y onda T negativa y aguda. Sobre la base de
e$tos earn bios se hizo
diagnéstico de infarto de cara posterior de ven tricuIo
izquierdo, corroborado
ulterior mente en la necropsia.
era
Se sugiere que los extrasístoles
ven triculares se originaron en un foco situado de tal modo que la onda de excitación ha pod:do activar los dos
ventrícu]os en una secuencia aproximadamente
su
normal. Ello exp]ica
que
con-
figuración rccuerde la de los complejos
normaIes, modificados en este caso por
la presencia de un infarto de
miocardio de cara posterior.
J. González Videla.
-
PRESION ARTERIAL
Y
V
ASOS
AFECC/ON VASCULAR SIGU/ENDO A LA TOXEMIA DEL EMBARAZO
(PREECLAMPSIA Y ECLAMPSIA). OBSERV ACIONES SOBRE SU
CURSO CLINICO, (Vascular disease following toxemia of pregnancy
(preeclampsia and eclampsiaQ. Observations on its clinical course),
A. Go]den, L. Dexter y S. Weiss. "Arch. Int. Med.", ]943.
72, 301.
.
Analizan una
serie
de casos en
los cuales ]a
wbre un sistema cardiovascular renal normal.
EI factor primordial determinante de la
postpartum es la duración de la hipertensión
toxemia gravidica implantóse
persistencia
de
la
de
la
hipertensión
durante el
embara7:o por suaves que hayan sido. De importancia decididamente secunda ria
es
0
albuminuria
la severidad de ]a
toxemia.
l.a hipertensión y la albuminuria en algunos
meses después del parto.
En Ias personas en
después
330
-
de
]as
que
se
una toxicosis gravídica,
casos
pùeden persistir durante
desarroJla una afección
cl
curse
es
progresivo y
vascular permanente
crónico.
ANÁLlSIS DE REVIST AS
La albuminuria
residual
puede
permanente y
ser
la
única
indicación
puede persistir durante
de
sin
años
la
imperfección
acompañarse
renal
de
hiper-
y
granu-
tensión.
EI sedimento urinario puede contener' algunos cilindros hialinos
losos y hemaries como en la glomérulonefritis crónica.
Una vez establecida la afección vascular hipertensiva
post-toxémica
re-
cuerda estrechamente la de otros tipos de hipertensión vascular.
La nefroesclerosis es eI hallazgo necrópsico caracteristico.
grupo de pacientes con hipertensión posttoxémica descansa en su prevención. Los efectos vasculares tardios de 13 toxemia pueden ser impedidos interrumpiendo el embarazo antes que la hipertensión
La importancia de reconocer
y
!J
este
albuminuria hayan durado más de tres semanas.
RELACIONES
ENTRE
HIPERTENSINA
J. González Vide/a.
-
Y
PEPSITENSINA, E. Braum
Menéndez, J. C. Fasciolo, L. F. Leloir, J. M. Muñoz y A. C. Taquini.
"Rev. Soc. Arg. de Biologia", 1943, 19, 304.
EI hipertensinógeno, después
de
por acción de la re-
generar hipertensina
nina, no genera pepsitensina si se 10 trata con pepsina. La hipertensinasa de
glóbulos rojos de perro, que destruye rápidamente la hipertensina. no destruye
la pepsitensina. La hipertensina y la pepsitensina tienen aparentemente un Ortgen común, pero son dos substancias diferentes.
-
Autores.
METODO DE MEDICION DE LA RENINA HUMANA,
A. C. Taquini, E. Braun Menéndez, J. C. Fasciolo
Sac. Arg. de Biologia", 1943, 19, 321.
y
J.
M. Muñoz,
L. F. Leloir. "Rev.
un métado para la medición de la renina humana. En
él se aprovecha la propiedad de la renina humana de transformar el hipertensinógeno bavino y aquel1a de la renina de cerdo de actuar sobre el hipertensinógeno bovino, pero no sobre el humano. De este modo la cantidad de hiperSe
ha
tensinógeno
juntos,
se
estudiado
bovino transformada por la renina humana después de incubados
estima
agregando un exceso de renina de cerdo.
hasta 0.1 unidades de renina en
10
C.c.
Pueden
reconocerse
de suero en forma semicuantitativa.
-
Autores.
ANEURISM A SACULAR DE LA AORTA ABDOMINAL. RELATO DE
UN CASO CON ANURIA TERMINAL Y RUPTURA EN EL DUODENO, (Saccular aneurysm af the abdominal aorta. Report of a case
with terminal anuria and rupture into the duodenum), E. S. Howland
y B. E. Sprofkin. "Am. J. Med. Sc.", 1943, 206, 363.
Relatan un caso de aneurisma sacuJar de la aorta abdominal. aparentemente
de origen arterioescleroso, en el que hubo un episodio tetminal de anuria de
tres dias de duración y
la
ruptura del aneurism a en cI duodeno.
Pasan además revista a la literatura reciente sobre aneurisma sacular de
aorta abdominal (520 casos), insistiendo especial mente en los casas con
-
331
ANAuSIS DE REVISTAS
ruptura en intestino
ález Videla.
y
con sin tom as aparentes de afección urológica.
J. Gon-
-
ANEURISMA SIF1UTICO DE LA ARTERIA CELIACA, (Syphilitic
aneu-
rysm of celiac artery). Th. Laipply. "Am. J. Med. Sc.", .1943. 206, 453.
Comenta un caso de aneurisma sacular sifilitico de la arteria celíaca cuyos
sin tom as y sign os simularon los de una colecistitis aguda. EI saco aneurismático conduyó por abrirse en el conducto pancreático ocasionando una hemorragia en eI tractus gastrointestinal por via de la ampolla de Vater.
J. Gon-
zález Videla.
LAS REACCIONES SEROLOGICAS EN LA SIFlUS CARDIOVASCULAR,
(The Serologic Reactions in Cardiovascular Syphilis). W. Beckh. "Am.
Heart
J:'. 1943. 25, 307.
De 100 casos consifilis cardiovascular autopsiados. en 49 con insuficiencia
aórtica 0 aneutÍsma. la \Vassermann 0 Kahn fué positiva en 43 (88 0/0). De
10s 51 con aortitis simple. nunca diagnosticada en vida. fué positiva en eI 86
0/0.
B. Moia.
-
TERAPEUTICA
LOS DlURETICOS MERCURIALES. V.
S. Terán. "Rev. Méd. de Rosario".
1942. 32, 1075.
Sobre
treinta
pacientes
insuficiencia
con
cardiocongestiva.
los
en
que
se
practicaron en total 76 inyccciones de diurético mercurial por via venosa y
176 intramusculares. se extrajeron los promedios de la diuresis de veinticuatro
horas para 10s diversos preparados utilizados; asimismo se hizo en 10 que
respecta
Se
a
la administración rectal.
recalea
eI
frecuentemente la
hecho de que no obstante haber sido empleado mucho más
aplicación intramuscular del diurético. ésta no originó reac-
ciones de consideración.
mientras la introducción venosa acarreó manifestaciones
de tipo shock en tres circunstancias. Se estima que el primer método es prácti-
camente de igual eficacia que
cias desagradables.
e1
segundo y
expone mucho menos
a
contingen-
Ocho substancias fueron administradas para exaltar el poder diurético de
los mercuriales. comprobándose que el daruro de amonio fué la más eficaz: eI
modo de empleo más apropiado ha sido a la dosis de dos gramos dados unas
horas antes de aquéllos. Diversos digitálicos como asi también productos deri'
vados de la adelfa. que fueron prescriptos no influyeron definitivamente sobre
la respuesta diurética.
La administración intramuscular
la
2
de
C.c.
Dosis mayores carecen
se
de
considera de elección. y la dosis óptima
ventajas prácticas; 'en
caso
neecsario se
estima más conveniente reducir 10s intervalos !ibres que aumentar la dosis.
No se advirtiHon modificaciones persistentes y significativas de la uremia
en el cursa del tratamiento:
332
-
en tres pacientes.
que habian recibido más de dos-
'ANAuSIS DE REVISTAS
cientas inyecciones.
comprobaron manifestacicnes clínicas de1e~iónrenal.
1::n la insuficiencia cardio-congestiva el diurético
mercurial será administrado
ramo tratamier.to inicial; esto permitirá a1iviar ]a congestión visceral y faci[ita.r
la acción de la consecut:va medicación cardiotónica.
Autor.
no
se
-
STANDARDIZACION
BIOLOGICA
K. Coloman Mezey.
"Arch.
DE
LA
DíGITAL
Cir.
Urug. Med.,
y
COLOMBIANÆ
Especialidades",
] 943.
2). 213.
Es par la primera vez que se ha hecho [a titulación bio[ógica de 1a Digital colombiana. En un material de 89
gatos se ha establecido el valor biológico de la Digita[is purpúfea y de la Digitalis lanata de Bogotá y se ha hecho
la comparación con preparaciones digitálicas extranjeras y con una preparación
standard. La Digita1is purpúrea de Bogotá tiene un valor biológico igual al
del Standard Internacional de 1928
-es decir. la dosis minima letal en gatos
es de 0.] gramos de polvo de la hoja
por kg. gato. EI valor biológico de la
Digitalis purpúrea de Bogotá es el mismo en 1as diferentes épocas del año.
La Digitalis lanata de Bogotá tiene una dosis minima letal de 0.1
polvo de ]a hoja por kg. gato.
ßajo
las mismas condiciones de la extracc:ón y
gramo de
de la experimentación, tiene
e1
polvo Digitalis purpúrea "L" de USA una dosis minima letal de 0.128 y de
0.] 10 gramos de po1vo de la hoja par kg. gato. Bajo las mismas condiciones
de experimentación tiene la preparación digitálica inyectable "DiRo" de
Europa.
una dosis letal de 0.1] 8 gramo de hoja por kg. gato. Bajo las mismas condiciones
de
extracción
y
de
"Digitalis
la
experimentación.
Stander
Reference
U.S.P. 1942" nos da una dosis minima letal de 0.] 5 3 gramo de polvo de la
hoja y de 0.5] 9 gramo de polvo de Ja hojJ por kg. gato. Es por la primera
vez que ~e hace una titu!ación bio!ógi'ca de 1a Digital en alturas grandes comparando
10s
valores obtenidos
la misma
con
preparación
digitálica en la tierra
La dosis minima letal de Digitalis purpúrea en gatos es de 14 % menor
en la altura de Bogotá (2640 metros sobre el nivel del mar) que en Girardot
(326 metros sobre eJ nivel del mar). Se expJica esta diferencia por el po sible
baja.
aumento de la $ensibilidad digitá[ica por 1a altura.
-
Autor.
OBSER\' ACIONFS TERAPEUTICAS EN EL SINDROME DE CUSHING:
EFECTO DE V ARIOS AGENTES SOBRE LA EXCRECION DE CALCIO, FOSFORO Y NITROGENO EN UN PACIENTE CON BASOFILISMO PITUITARIO, (Th?rapeutlc observations in Cushing's syndrome:
effect
excretion in
of
various
agents
on
calcium,
phosphorus
nitrogen
and
patient with pituitary basophilism). W. H. PerIoff. E. Rose
F. W. Sunderman. "Arch. Int. Med.. 1943. 72. 494.
y
.
una
a
mujer de
'Iteraciones
20
años.
esqueléticas.
portadora
estudian
un basofiJismo pitUitario con
la concentración de calcio. fósforo.
de
excreción de
.ógeno antes y de:pués del uso de varios agentes terapéuticos
contenido en calcio. Los agentes terapéuticos utiJizados
"tasa en
el
suero.
]a
tolerancia
a
Ja
dextrosa y
Ja
-
333
A."N1L!S!S 1)E !.'EV:ISTA'S
propjon.ro de testostuón, v:iumilU D2 y glucon.to Y
u.cUtQ de calcio en vui.das combinaciones.
Después de un tratamìento por espacio de 123 dias a base de gluconato
de calcio, vitamina
D2 y testoiterona, ocurrió un neto aumento en la fuerza
muscular, dismìnución del dolor en dorso, mejoria en la diabetes con mayor
rolerancia a la dextrosa y ligera reca1cificacÎón de 1<1 columna. Otras modificainduyeron estrógeuo,
ciones
netas
consisrieron
en
pérdida
de
calcio
cuando 'su
aporte
era
escaso,
administrado por via endovenosa, retención de
calcio y mayor retencìón de fósforo s:guìendo a grandes dosis de vitamina D2'
retenc:ón de nitrógeno duran(e la administración de testosterona y bahmce negativG del c.a.lcio, aumento en el f,@sfom fecal y retención de nitrógeno después
del rratarníento con dierílestilbestl'OJ.
J. González FideJa.
aptitud para
retener
e!
calcio
.
-
~\Jsis
..dO
óptima
neecsario se
.entar la dosis.
J.dficativas de
1a
uremia
.abian recibido más de dos-
'H4 ~..
Was this manual useful for you? yes no
Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Download PDF

advertisement